domingo, diciembre 16, 2007

Contradicciones (Expectativas y anuincios del Gobierno de Cristina Kirchner)




Es muy difícil salvar a un partido, quiero decir a un país (Eduardo Duhalde, entrevista con el periodista Jorge Lanata al final de su mandato)


El Gobierno de Cristina Fernández exhibe señales aún mas contradictorias que el de su marido desde el vamos.


De un lado un buen discurso en la presentación del flamante Banco del Sur, sobre todo con la auspiciosa asunción de las responsabilidades que le cupieron a nuestro país, en ese triste genocidio conocido como Guerra del Paraguay.


U otro buen discurso en el acto de asunción con la participación de Mercedes Sosa y Gustavo Santaolalla, entre los números musicales, y las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo en las primeras filas de la audiencia., o la posición firme exhibida ante la operación de la CIA en el tema Antonini Wilson.
Del otro la presencia de los "Gordos" de la C.G.T., la advertencia a los docentes respecto de la "baja calidad de la educación", atribuyéndola a los conflictos gremiales, y sobre todo las últimas, explosivas y amenazantes expresiones del sindicalista Hugo Moyano, y del piquetero Luis D´Elía.
La pregunta obligada entonces es acerca del rumbo que va a adoptar este nuevo gobierno kirchnerista.
¿MACRI Y SCIOLI, OPOSICION U OFICIALISMO?
Se especula mucho acerca de la posible relación del Gobierno Central con los gobiernos de los principales estados del país, en especial con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y el de la Capital.
Ahora bien, ¿Cuál es en verdad la razón por la que ambos representantes de la derecha Chauncey Gardiner encabezan los dos principales estados del país?
En el caso de la Provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, como se sabe, no tenía mala imagen, e, inclusive en algún momento se llegó a especular con su probable candidatura a Vicepresidente de la Nación.
Había debido asumir la Gobernación en el 2002, a caballo de la crisis, cuando Ruckauff fue "rescatado" como canciller para salvarse del oprobio de Lecops y Patacones.
Razonablemente fue saliendo de la crisis, aunque las principales patologías institucionales no concluyeron ni en la Provincia de Buenos Aires, ni en el país (lo que no puede ser atribuido a Solá, o al menos a Solá exclusivamente).
De todas formas se advirtió que luego de un Ruckauf que "metía bala a los delincuentes",o ponía a Aldo Rico al frente del Ministerio de Seguridad Solá en distintas etapas con Marcelo Saín o León Arslanian fue eligiendo el camino de ponerle algún límite a la "maldita policía".
La Provincia salió de su peor momento, pero el traspié de Rovira en Misiones fue lo que aparentemente echó la suerte de Solá.
Se decía que "la gente no quería reelecciones", una interpretación algo antojadiza.
Las encuestas demostraban que Solá triunfaba, y, de haberse mantenido todas las condiciones, hubiese muy probablemente triunfado por el mismo porcentaje que Scioli.
Sin embargo, algún temor cundió, por lo que no sólo no se apostó por un candidato que prosiguiera aproximadamente en la línea de Felipe Solá, sino que se lo hizo a favor de otro marcadamente de derecha que ya desde las primeras señales exhibe su perfil.
Si el temor era la "autonomía" de Solá, no se advierte porqué se apostó por Scioli que desde el primer momento intentó diferecenciarse por "derecha" de la pareja presidencial.
¿MACRI GANO, O LO DEJARON GANAR?
Mauricio Macri en sucesivas elecciones fue cosechando porcentajes de adhesión crecientes, pero según queda demostrado con los guarismos de las últimas elecciones presidenciales en Capital, en las que su candidato Melconian obutvo un magro porcentaje, su voto era antes nada anti-Kirchnerista y no a favor de su propuesta.
En las anteriores elecciones legislativas, la suma de lo obtenido por Rafael Bielsa y Elisa Carrió triunfaba mas que cómodamente sobre lo obtenido por Macri.
¿Qué sucedió entonces?
Sucedió Cromañón, y detrás de Cromañón la falta de reflejos para encarar una autocrítica de parte del Ibarrismo y del oficialismo en general, en especial de parte de parte de Ibarra quien adoptó una actitud de "¿a mi por qué me miran?" como si nada tuviese que ver y cómo si todo fuese fruto de una conspiración.
El episodio fue fácilmente aprovechable por Macri, y dio lugar a una danza de toda suerte de mezquindades como que el Vicejefe de Gobierno Jorge Telerman viese la oportunidad de asumir la Jefatura de Gobierno y de revalidar su mandato en elecciones.
Así dadas las circunstancias, hubo sectores del oficialismo que vieron como prioritario "castigar" a Telerman por su actitud y no impedir el triunfo de Macri.
Si bien la elección de Filmus fue decorosa, no pudo impedir el trinfo del Isidoro Cañones posmoderno que inicia una etapa en la que los negocios privados fagocitarán todas las políticas públicas de la Capital, dejando al ex Intendente Carlos Grosso a la altura del Che Guevara.
HUGO Y LUIS.
Los hasta ahora "oficialistas" dirigentes sociales Luis D`Elìa y Hugo Moyano, comenzaron a mostrar los dientes por estos días.
Las idas y vueltas de Moyano se dice que tiene que ver con la prescindencia de la Presidenta en la interna sindical, lo que favorecería las chances de su rival Luis Barrionuevo.
Moyano emitió una seria advertencia, el día de la asunción del mando por parte de Cristina, aunque en los días subisiguientes todos los implicados en la polémica decidieran bajar los decibeles
Moyano ya había polemizado con Felisa Miceli reclamando la suba del mínimo no imponible para el impuesto a las ganancias en el caso de los asalariados, por lo que mas allá de las intrigas de palacio, o de CGT, que las hay, la polémica estaría reflejando contradicciones mas profundas.
El dirigente Luis D´Elía, a su vez no descarta hacerle un piquete a Cristina, critica el hecho de que hayan sido confirmados funcionarios sospechados de corrupción, y sus dichos se acompañan con movilizaciones de organizaciones de desocupados que reclaman el doble aguinaldo.
O sea, si de bonanza económica se trata eso debe reflejarse en los mas humildes.
FINAL ABIERTO.
La derecha Chauncy Gardiner, de un lado, las organizaciones sociales del otro, las contradicciones internas de uno y otro sector también haciendo su parte.
El tiempo dirá cual será el rumbo que finalmente adopte este segundo turno del Kuirchnerismo
























































1 comentario:

www.ramiropol.com.ar dijo...

No voté a ninguno de los dos K y soy bastante crítico de la gestión K pasada y la que acaba de empezar, sin embargo debo reconocer que tener una presidenta que asume con un diálogo Latinoamericanista, hablando de Madres y Abuelas, traccionando un banco del sur y una moneda única, genera en mi algo de expectativa.