martes, marzo 28, 2006

RODOLFO GALIMBERTI,EL HARDEMBERG POR EXCELENCIA


Quien haya visto la película que da nombre a este sitio puede advertir que respecto del personje de Hardemberg se manifiesta una profunda contradicciòn ya que, por un lado, se trata de alguien que en su vida habìa cambiado radicalemente.
Hardemberg, como se cuenta, habìa sido un "jòven rebelde" de los años 60, y ahora, se habìa transformado en un ejecutivo exitoso.
Por otra parte, los edukadores, al retirarse del departamento que ocupaban, sabiendo que Hardemberg iba a incumplir su promesa y los iba a denunciar, dejan un cartel que dice "alguna gente nunca cambia".
Esto es lo que se plantea respecto de todos los Hardemberg ¿cambiaron, o, en el fondo siempre fueron iguales?
Un personaje emblemàtico para responderse esta pregunta es Rodolfo Galimberti, una de los mas autènticos "Hardemberg" dentro de los varios Hardemberg locales.
Pero ante todo ¿Quièn fue Galimberti?
Galimberti era un muchacho de clase media suburbana. Su infancia y adolescencia habìa transcurrido en un chalet de San Antonio de Padua.
Su severo padre Ernesto le inculcò una ideologìa profundamente reaccionaria y lo incitò a cometer varias aberraciones. El cacareado "nacionalismo" de Ernesto era la excusa ideal para propinarle a Rodolfo terribles palizas cuando èste, por ejemplo, intentaba utilizar vocablos en inglès.
La primera decepciòn que sufre Rodolfo Galimberti, es comprobar como su padre, un empleado del Banco de Londres, hablaba perfectamente la lengua de Shakespeare con sus jefes.
La segunda decepciòn temprana que sufre es cuando, como afiliado al Movimiento Nacionalista Tacuara (un moviiento de extrema derecha de los años sesenta), tajea con una navaja la cara de otro adolescente de filiaciòn comunista. Por este hecho fue detenido y recluido por un tiempo en un internado, sin el mas mìnimo atisbo de reacciòn por parte de su padre y hermano que lo incitaban a tales conductas.
Ya en la facultad forma una agrupaciòn identificada con la sigla JAEN (Juventud Argentina por la EmancipaciònNacional).
Integraban esa agrupaciòn, entre otros, los por entonces muy jòvenes, Carlos Grosso, Carlos Chacho Àlavarez, Alicia Pierini, Ernesto Jauretche, y tambièn brevemente formò parte de sus filas el mùsico Luis Alberto Spinetta y su amigo Emilio del Guercio.
La ideologìa de esa agrupaciòn era eclèctica. Siguiendo la lògica del malentendido, tan habitual en la Argentina, allì se mezclaba el marxismo con las lecturas de Arturo Jauretche, Hernàndez Arregui, Y Rodolfo Puigross entre otros.
Galimberti descollaba por lo audaz, de allì su liderazgo, aunque nada tuviese de erudito en sus anàlisis.
Al poco tiempo esa organizaciòn, junto a otras, conformaron la Tendencia Revolucionaria del Peronismo y confluyeron en la organizaciòn Montoneros.
En ese contexto Galimberti, como delegado de la juventud, consigue viajar a Madrid, y simpatizarle a Peròn, que lo termina adoptando casi como un hijo.Esta situaciòn durò hasta que Galimberti expresò pùblicamente que se formarìan "milicias populares" para defender al pròximo gobierno constitucional.
A raìz de ello Peròn lo desplazò de su puesto, y Galimberti se recluyò cada vez en la organizaciòn armada. Allì sus dotes de audacia lo hicieron ascender ràpidamente, y cuando muerto Peròn, los Montoneros habìan pasado a la clandestinidad, Galimberti protagonizò el secuestro de los hermanos Born, del cual la organizaciòn obtuvo un botìn de 60 millones de dòlares.
Posteror a este episodio es el advenimiento de la dictadura militar. Allì es donde Galimberti mostrò una faceta increiblemente lùcida de su personalidad, que lo destacò respecto de otros dirigentes Montoneros.
Mientras Firmenich seguìa intentado imposibles ofensivas,Galimberti, al frente de la llamada "Columna Norte", advertìa que lo ùnico posible era el repliegue.Esta posiciòn determinò que tanto èl como otros militantes, el poeta Juan Gelman entre otros, se desvinculasen de la conducciòn de Montoneros.
En este marco Galimberti, se exiliar en Parìs, junto a su entonces mujer Julieta Bullrich (hermana de Patricia) quien muere en un accidente de automòvil en la capital francesa.
En Francia establece algunos contactos con personalidades del gobierno de Mitterand que en una etapa posterior lo llevarà a ser lobbista de empresas francesas.
En medio de esta situaciòn, se ausenta sùbitamente, y comienza a formar parte de Al Fatah, el grupo mas influyente de la OLP.
Despuès del 83 regresa a la Argentina, pero durante un largo tiempo debe permanecer clandestino.Aquì es donde comienza a transformarse en un definitivo Hardemberg.
Sòlo, sin dinero, y resentido con la clase polìtica que lo marginaba, tomo contacto con su ex secuestrado Jorge Born. Allì se produce un fenòmeno similar al "sìndrome de Estocolmo" pero al revès, ya que es el secuestrador el que queda fascinado con la vìctima.
A punto tal que llegan a un acuerdo, mediante el cual,Galimerti le regresa a los Born buena parte del botìn del secuestro y Born le da a Galimberti trabajo. Este espùreo acuedo contò ademàs con la participaciòn del abogado Oscar Salivi y del fiscal Romero Victorica.
Ya convertido en un personaje del Jet Set se casa con la niña de sociedad Dolores Leal Lobo, y crea la empresa Hard Comucation, junto al entonces novio de la diva Susana Gimènez; Jorge "Corcho" Rodrìguez.
Esa empresa interviene en el programa de "Su", con un sonado episodio, que como se recuerda, involucrò a sus miembros en una presunta estafa contra la fundaciòn "Felices los niños", regenteada por el cura Julio Cèsar Grassi, hoy acusado de abuso de menores.
En la òrbita de Born, Galimberti tambièn creò una empresa de seguridad, se dice que vinculada a la decadente CIA.
El otrora supuesto "anti imperialista" era ahora un agente de Estados Unidos. A partir de su "nueva vida" se dedicò a coleccionar y utilizar motos de alta cilindrada,a comer desaforadamente, sabiendo que era cardìaco, y a proclamar que era un "ganador".
Y que los jòvenes de los años 70 tenìan tambièn un lugar exitoso dentro del sistema. Es que Galimberti se autoconfiriò una misiòn mesiànica. Se consideraba comandante de uno de los dos ejèrcitos que habrìan peleado una guerra civil sòlo imaginada por ellos, y creìa que ese supuesto status de "hèroe" lo autorizaba a apoderarse de lo ajeno para tener el sitial que el consideraba que se merecìa.
Muriò de un paro cardìaco, tras dirigirse a laclìnica, bajando de su auto estacionado en doble fila.
Su muete no fue justamente la de un guerrillero heroico.
Galimberti puede ser una caricatura, pero no es el ùnico de su especie. Sus ùltimos años hubiesen enorgullecido a su severo y anticuado padre Ernesto. Empezò siendo fascista y arremetiendo contra todo lo que se le oponìa, terminò igual ¿Fue alguna vez distinto?

11 comentarios:

biosofia dijo...

Mucho Galimberti y mucha hipocresía sigue supurando por debajo de esta sociedad que nos ha quedado.
Tendrán que pasar años, muertos y un par de generaciones para que se hable con más letras y ni siquiera se puede decir todas porque ya sabemos que la historia es un teléfono descompuesto.
Saludos, interesante blog.

María Esther dijo...

Una vez en la época de Alfonsín, ví una tapa de la revista que él dirigía o codirigía. Qué mostraba la tapa? Un montón de gente enardecida (todo dibujado tipo caricatura hard) en torno de alguien caído en el suelo. Era Alfonsín, caído boca abajo, se le veía la cara horrorizada de dolor. Le habían bajado los pantalones, y alguien le clavaba una inmensa lanza allí donde cualquiera puede imaginarse.
Qué estructura mental, qué dispositivo pulsional puede solazarse en armar y presentar una tapa así?

- Cuando yo tenía casi la mitad de los años de ahora, entre los aires de Checoeslovaquia invadida, canalladas ruso-chinas, y otras yerbas locales, tuve la oportunidad de dar un paseo -más o menos simbólico- en torno a algunos héroes. En torno quiere decir no sólo ver la fachada sino dar una vuelta por lo que no está a primera vista. El paisaje que se advierte es muy variado, no hay un prototipo. Pero uno termina entendiendo porqué, en la época de la caída del Padre, las gentes hayan perdido la debilidad de hacer muchos altares a los héroes (en Occidente me refiero). No es que por ello las cosas sean maravillosas, (si es que alguna vez lo fueron), pero la epoca del Gran Padre pasó. Y hay que tratar de entender cómo pararse en esta otra, donde lo que reúne multitudes son -por ej.- encuentros efímeros de espectáculos tecnológico-musicales, cuyo "ídolo-seudolíder" dura tres horas, cambia de semana en semana.... Y una semana puede ser el rey de la cocaína, y a la siguiente un admirador de los derechos humanos...
Y no tiene sentido la nostalgia tampoco. Qué vamos a extrañar? Uno busca entender algo de las nuevas coordenadas.
Qué se debería esperar ahora? Que aparezcan algunas figuras (va a ser necesariamente en plural) de padre orientador, decididamente con minúscula, que no exija inmolar a los hijos sobre alguna piedra sagrada (hay piedras sagradas de todos los tipos, empezando por la de Abraham y terminando por la droga, intercalando todas las demás...), y que sobre todo den algunas pautas de cómo vincularse en forma no efímera, y en torno a algo que supere el inmediatismo...

Descansando unos días en Córdoba, tengo más tiempo para leer. Y parece que me da por intentar sintetizar diversas cosas que leo.

María Esther

Ariel dijo...

no hablen desde la cegueras de las ideologias, la vida es la realidad, y los tiempos cambian, nuestra mente cambia y vemos la realidad desde otra optica... Kunkel y Cia...antes ponian bombas ....hoy defienden la democracia... que paso??? antes mintieron...no!!!!!!!!! simplemente se dieron cuenta que estaban equivocados.....

Edukadores dijo...

¿Quien es el ciiego?
Nadie le reprocha a Galimberti que haya dejado de poner bombas, sino una ética repugnante y traidora. (cosa que es dudosa, porque siguió haciendo mas o menos lo mismo con diferentes camisetas
En ningún momento de la nota se discute la democracia.
Se tienen o no se tienen valores ¿Defenderlos es estar preso de la ceguera de las ideologías?

Ariel dijo...

las ideologias son un conjunto, la ceguera es su hija y los extremos su consecuencia, me pregonas ciertos prioncipios de libertad y te fijas si Galimba tenia una moto, si comia mucho o con quien hacia negocios ...que carajo importa!!!!
Son tan fascistas los de derechas como los de izquierda o seudos anarquistas... te imaginas un Estado gobernado por Bonafiini, Firmenich, Santucho... creo que no cambiaria en nada de los militares nefastos que tuvimos.
Es facil hablar y criticar desde el llano. Galimberti fue una persona que vivio de acuerdo a lo que pensaba en cada momneto de su vida y fue consecuente con ello...antes en contra del sistema y despues sobre el.
Bonasso, Verbisky que hablan de revolucion despues de 30 años y en la seguridad de un estado en democracia y sin riesgos, "Revolucionarios" hace 30 años eran los que morian por una causa... estos mueren.... por un sueldo del sistema que tanto criticaron.
Llamarlos a estos ultimos revolucionarios, seria faltarle el respeto a los miles de jovenen que murieron y a todos los que lucharon por algo mejor.... incluido Galimberti
Etica repugnante y traidora es los de los activistas que dicen defender una causa y comen y viven de ella....

Ariel dijo...

Ariel:
Me parece que no tenés que ser tan literal. Naide se está fiajndo en que comía, o en la moto, es un recurso literario para establecer una semblanza del personaje. Si leíste a Rodolfo Walsh, pro ejemplo, te darás cuenta de que lo hace permanentemente.
¿Quién llama revolucionarios a Bonasso y Verbitsky? Son parte de lo mismo creo, y en el caso del segundo, no creo que hable de revolución.
Un estado gobernado por Firmenich, es el mismo al que aspiraba a gobernar Galimberti.
Ahora bien, suetntar la teoría de los dos demonios para defender a Galimberti es bastante curioso.
¿ Es fácil criticar desde el llano? ¿Porqué Galimberti y vos están en las alturas' No sabía.
Para criticar, y es mas para pensar, los del llano te vamos a pedir permiso.
Lo de la consecuencia del Galimba es muy elocuente. Vos estás dicendo siempre fue igual.
Aparte ser "consecuente" de esa forma olvidadndo que equivocada o no hubo gente que dio la vida por seguirte es directamene canallesco

Caro Moreno dijo...

Pobre ariel...el termino medio de una generacion vacia de ideologia,..que encima este estupido llama ceguera.
Galimberti Traidor.
Sin tabú.
La lucha sigue..reencarnada en nosotros..para no cometer errores estrategicos..ya cometidos..
Incomparable seria Hebe o Santucho con los milicos cobardes y genocidas.
Tenes que leer un poquito mas..eso de los dos demonios no va.
Mucha ignorancia...
Buen informe.

Leo Moreno dijo...

Pobre Ariel...Pone a la altura a Hebe o Santucho con los milicos cobardes y genocidas.
Sos el nitido ejemplo de la desercion generacional ideologica.
Hay que seguir luchando..y como decia el gran Cacho El Kadri...primero saber distinguir los traidores y enemigos..luego criticar para construir.
Vos ariel sos un ignorante...deberias leer mas...
porque al final criticas y ajusticias a muchos de fachos pero tu indifenencia tu ignorancia tu ceguera..tu complejo con respecto a la ideologia es lo mas fascineroso que hay.
Das asco, como el traidor de Galimerti.
La lucha sigue!

Anónimo dijo...

VIVA LA PATRIA!
EMANCIPACION NACIONAL!
GALIMBA TRAIDOR!

Anónimo dijo...

Leo moreno por que no te vas a laburar y dejás de decir pelotudeces. Con imbéciles como vos se construyo una generacion de tarados que fue a la "lucha" metiendo bombas y con una retórica plagada de sanata. Lamentablemente no fueron a la horca los iluminados que deberian haber ido como esta basura de Galimberti, o Firmenich o el resto de la ralea que pulula en el gobierno.

Anónimo dijo...

me parece un debate imbecil... Galimberti perteneció a una generación revolucionaria, abnegada, idealista... él fue una de esos muchachos que según Perón constituian una "juventud maravillosa"... luego pasaron los años, las derrotas... y Galiberti se convirtió en un burgues trepador, algo mitómano, bastante loco... dejemoslo como un recuerdo del pasado heroico... es mejor olvidar al segundo Galimberti, el que se convirtió en neoliberal, un pobre muchacho sin rumbo...
Eso si, rechacemos los insultos de los que nunca se jugaron la vida, nunca arriesgaron nada en aras de ideales superiores... las aguilas pueden descender y pasearse como gallinas (es lo que hizo el Galiba al final de su vida) lo que nunca podrá hacer una gallina es volar alto com o las aguilas...
Gervasio Mastrolorenzo