viernes, diciembre 04, 2009

Una sesíón bajo la advocación de Guillermo Brizuela Méndez




Fue la de ayer una insólita sesión desde varios puntos de vista.

Le correspondía por ser la legisladora de mas edad, pero Lidia Satragno, aka Pinky, presidiendo aunque mas no fuera en forma provisoria una sesión es todo un símbolo.

Se trata de una ex modelo, que en los 50 pasó inmediatamente a locutora, y fue la responsable de llevar a la TV al inefable Bernardo Neustadt.

Fue un rostro siempre presente en los gobiernos dictatoriales como  el de Videla, y sucesores.

En 1982 condujo el recordado programa 24 horas por Malvinas, al que mucha gente de buena fe se acercó a donar parte de sus pertenencias para el llamado "fondo patriótico", supuestamente destinado a solventar a los soldados que estaban peleando en la Guerra del Atlántico Sur, que tuvo diversas denuncias por estafa.

No tengo recuerdos de ella defendiendo la represión ilegal, aunque si la he escuchado como una permanente defensora de las políticas ecnómicas neo-liberales.

Su ex novio, Rodolfo Terragno la postuló para Intendente de La Matanza por la Alianza, puesto al que no pudo acceder pese a haberse adjudicado el triunfo antes de la realización del escrutinio de todas las mesas.

Luego, coherente con sus ideas, pasó a integrar las filas del PRO, recordando que Franco y su hermano Tonino Macri iban a bailar al club Huracán de San justo del cual su padre era presidente.

Su vocación por el papelón y por "anunciarse antes de tiempo" fue ratificada ayer.

Nunca en una sesión preparatoria, diputados que no habían asumido votaban las Comisiones y distribuían la representación de las mismas conforme a un curioso criterio que dividía a los bloques como Grupo A y Grupo B tal como lo señalaba Patricia Bullrich.

Mucho menos en una sesión que todavía estaba presidida por su Presidenta provisoria, cuyo único cometido era dirigirla hasta designar a la presidencia y a las vice presidencias definitivas.

Esta oposición que cuestionaba la falta de respeto de la institucionalidad por parte del oficialismo, quería modelar la nueva Cámara en base a mandatos no iniciados.

Lo curioso es que gente como Pino Solanas, argumente que ésto es ""frenar la prepotencia de Kirchner "demostrando con este argumento político que la cosa va mas allá de un táctico reparto de cargos y conisiones.

No creo que sea saludable aplaudir un triunfo de la derecha, o algo que se pretende interpretar como tal.

Veremos si las posiciones obtenidas por grupos de centro-izquierda en esta maniobra generan alguna utilidad para el espacio.

Algunos como Martín Sabbatella no aceptaron ser ubicados ni en el Grupo A, ni en el Grupo B, pero parece ser una excepción.

Hubiese sido bueno que la sesión fuera puesta bajo la advocación de Guillermo Brizuela Méndez al que Pipo Cipolatti mencionaba en su canción "25 estrellas de oro" de comienzos de los 80 junto a Alfonsin y a Perón imaginando un absurdo.

Por lo visto ayer Lidia Elsa Satragno, su tantas veces compañera en la locución, pudo presidir una "histórica sesión" ¿Este pretende ser el nivel de la política?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Puede morderse la lengua tranquilo, ya la ponzoña la deposito tod

Edukator dijo...

Si soy muy malo. Vas a tener que llamar a Batman

Monikucha dijo...

Fue hilarante, desopilante y grotesca. Ayer en 678 pasarn un reportaje de Pinky en lo de Mariano que confirma que es la nueva Zulma Lobato