sábado, octubre 24, 2009

$6500 ¿Una fortuna?( acerca de un tema tocado lateralmente en la interpelación por el caso de Ciro james

La interpelación a los Ministros porteños Narodowsky y Montenegro no fue feliz para los interpelados.

Hubo intervenciones como la de Ibarra, que apuntaron a donde debía apuntar, o sea a dilucidar si en verdad se estaban realizando tareas de inteligencia dentro de la Ciudad de Buenos Aires a propósito de la contratación del agente policial Ciro James.
Pero acá quiero detenerme en un aspecto de la intervención del legislador Diego Kravetz que refleja una concepción que no compartimos.
Dijo Kravetz algo así como que no se le podían pagar $6500 a un abogado cuyo curriculum era "mas o menos" y que eso equivalía a tres salarios básicos docentes.
La frase mas allá de tener un  toque demagógico, está reflejando una política generalizada que nada tiene que envidiarle a lo peor del neo-liberalismo, y que parece brotar del inconsciente del legislador a quien no le atribuimos explícita mala intención, sino la naturalización de un concepto que no compartimos.
El punto no es, para quien escribe estas líneas,  que el Señor James cobrase mas que un docente, sino que se dedicara con su salario a realizar tareas de espionaje.
Porque los agentes estatales no debe cobrar menos, sino que los docentes, y todos los trabajadores deben cobrar mas.
Si por un lado queremos un Estado eficiente, por el otro no podemos pretender salarios misérrimos.
En todo caso, el mecanismo para evitar a los "James" es la realización de concursos transparentes, y el velar por un sistema de carrera con reglas equitativas y claras para los trabajadores.
Esta idea reaccionaria que a veces se traduce en el !nivelar para abajo" (a los perdedores del sistema por supuesto), es la misma que se planteaba hace unos años ante un conflicto de los trabajadores del subte arguyendo que "cobraban dos mil pesos", como si eso fuera una blasfemia.
Si un gerente privado cobra al menos tres veces mas que su par estatal, ¿Como pretendemos que este último defienda adecuadamente los intereses públicos?
Si el Estado paga salarios exiguos, y precariza el empleo ¿qué podemos pretender de los privados?.Macri, por supuesto, defiende esa precarizaciónñ
Es mas, no creemos que con dedicación exclusiva y sueldos de quince mil pesos (estamos hablando de los mas elevados del sector público) sea factible, aún con la mas generosa finaciación adquirir inmuebles de mas de Trescientos mil pesos, muchos mas si, tal como se supone que habida cuenta de la naturaleza transitoria de los mandatos, esos ingresos son transitorios y discontinuos.
Esa absurda metáfora del "consorcio" aplicada al Estado según la cual "nosotros les paganos el sueldo a los agentes públicos" es una verdadera ridiculez y es asimismo contradictoria con la noción misma de ciudadanía.
Con nuestros impuestos debemos contribuir aún con los que no pagan porque no pueden, y esos tienen tantos derechos como los demás.
Porque tampoco se advierte que la pobreza en término de ingresos sea compensada con beneficios que emanen de las prestaciones de servicios públicos universales e indivisibles, o con otras manifestaciones de salario indirecto,  tras la destrucción practicada por el neo liberalismo de los 90 y los límites del actual neo desarrollismo.
Si 6000 pesos son  una fortuna, consumir diez gaseosas en el mes implica tanto como gastar el 1% de ese fastuoso salario, y cualquier alquiler para una familia tipo es la tercera parte de ese ingreso.
Lo peor es que la mayor parte de los salarios son inferiores a esa cifra, y muchos inferiores al mínimo aprobado en el Consejo del salario mínimo para el mes de diciembre.
Hablando en añejos términos marxistas se puede decir que el "odio de clase" puede ser movilizador, pero que no sucede lo mismo con la "envidia de clase" y mucho menos lo es el hacerle creer al desocupado y al que cobra mil quinientos pesos que el que cobra seis mil pesos es su enemigo por el sólo hecho de cobrarlos, cuando existe una minoría que ha amasado cuantiosas fortunas que se cuentan por millones de dólares, un de cuyos casos es el de la familia del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. cuyo holding empresario ha hecho su fortuna mediante contrataciones con el Estado.
Esto implica para el sector sindical adonde ATE como gremio tiene una importante presencia encarar esta discusión sin caer en la trampa "niveladora hacia abajo" en la que frecuentemente quieren hacernos caer.
En otro orden de cosas, invitamos a seguir contestando la encuesta que se encuentra en el costado superior referida al post anterior

4 comentarios:

volando dijo...

Es cierto que la discusión con respecto a interpelar a los responsables de que en el gobierno de la ciudad se haya implantado una Side paralela, fuerza de represión paralela, no implica cuál es el sueldo de los funcionarios y sus lacayos. Pero este caso en particular estos sujetos puestos por el gobierno de la ciudad tiene que ser bien remunerados precisamente para que cumplan con un “trabajo eficiente” y no creo que reciban solo ese sueldo sino además algún porcentaje de sus “trabajos” . Desconozco el texto de Diego Kravetz, pero siguiendo tu análisis, no es desde allì donde se tiene que argumentar esta ingeniería perversa (incluida la UCEP) tendiente a instalar el terrorismo de estado desde el gobierno de la ciudad. Y eso si que merece un análisis mas exhaustivo de cómo viene la mano.

Siguiendo el hilo del tema principal que te ocupa siempre hubo una brecha entre la jerarquía publicas y privadas, los trabajadores capacitados, los trabajadores ocupados, los precarizados, los que están en negro, los desocupados e incluso los jubilados. Esta disquisición siempre estuvo basada en el sistema capitalista con mayor nitidez. Pero estoy de acuerdo en el concepto que expones que hay que nivelar para arriba. Y aquí entramos en la necesidad de redistribuir la riqueza: necesaria para posibilitar al acceso a una buena alimentación, educación y capacitación para los excluidos, tener acceso a una atención sanitaria igualitaria, una vivienda digna, y posibilitar -lo que ya no se contabiliza- que es el acceso a la recreación, en especial para una amplia franja de jóvenes que deambulan adquiriendo lo que pueden para ocupar su tiempo libre.

Esta falta de redistribución no es generada precisamente porque algún profesional o trabajador calificado gane $6.000 puesto que según el cálculo de la CTA la Canasta Familiar fue valuada en junio de 2009 en $3745.

Por eso el debate es ¿quién tiene que pagar el costo de la pobreza y la indigencia y por qué? Cuando uno debate con los vecinos que es la información mas proxima que uno tiene justifican a De Narváez, Tn, Macri y te dicen que ellos trabajaron inteligentemente para tener lo que tienen y no es justo sacarselo, incluso teniendo en cuenta que muchos de estos vecinos tienen problemas para pagar la luz o el gas.

Habría que desmenuzar mas (y por eso es tan necesario otras voces en los medios de comunicación) cómo llegaron estos personajes a adquirir esa fortuna, qué porcentaje pagan de impuestos, qué negocios ocultos poseen, etc., por qué subsidiar a los monopolios con la excusa de los aumentos de precio en lugar de subsidiar el hambre e invertir para producir más trabajo.
Alba

Edukator dijo...

Es el capitalismo, pero en su peor versión, la del estado bobo que no debe controlar nada.
Es justamente muy hipócrita tratar de "fortuna" los 6500 pesos, cuando como vos bien decís se suelen pagar por detrás "sobresueldos" a algunos, no se transparenta ninguna discusión y con eso se abre el campo para una serie de "negocios" por demás nocivos y letales
Lo que es más como vos decís, se mutila el deseo de las mayorías para que alguno que cobra 3000 $ (debajo de la canasta familiar de la CTA) se sienta mas que conforme

Mery dijo...

Buenísimo el posteo !!! genial, toqué el tema en mi blog, también tangencialmente.
Hablando sencillo, cuando me plantean el tema salario digo, la idea es igualar para arriba siempre.
Otro tema un poco más profundo y que creo sería una buena idea abordar es el hecho de que se pone como ejemplo de mal pagos a las personas que tienen en las manos educar al futuro, a los chicos, los docentes con la valiosa tarea social y ética que realizan son bastardeados y menospreciados con ejemplos como este, que cobran poco lo más triste es que es cierto. Eso se debe modificar urgente lo tenemos que aprehender la tarea docente es una de las más éticas y enaltecedoras y no puede ser que se los trate de esta manera desde hace años.
Aclaro por las dudas no soy docente y tampoco tengo hijos, no hablo desde mí individualmente en lo personal podría importarme nada, pero es lo que pienso. También tenemos que cambiar los parámetros y empezarnos a razonar como grupo. saludos de nuevo me encantó el posteo.

volando dijo...

Bendito salario! Mery, cuando no había tanta desocupación. Claro que nunca se retribuyo al trabajador, cualquiera fuera su oficio, de acuerdo a su capacidad y a su esfuerzo. Pero a partir de la dictadura del 76 y luego con las privatizaciones de Menem, todo se desvirtuó. Miles de trabajadores en la calle, que año tras año, buscaban otros trabajos, cambiando de oficios. Médicos, abogados, contadores, obreros calificados, tuvieron que manejar un taxi o ponerse un kiosco. Con el 1 a 1 los salarios disminuían en su poder de compra.

Las paritarias brillaban por su ausencia. Las comisiones internas debieron por mucho tiempo ser ocupadas por nuevas generaciones, a falta de miles de delegados de empresa que fueron desaparecidos.
A raiz de la desocupación los trabajadores que podían acceder a un empleo se conformaban con limosnas. Y los desocupados conformándose con planes sociales disminuyendo su autoestima sin tener donde recurrir mas que algún corte de ruta para ser escuchados.
No solo el salario fue afectado, sino las 8 horas que fueron logradas con derramamiento de sangre por nuestros antepasados.

Reconstruir ese tejido social es una de las tareas primordiales, de ahí el concepto de nivelar para arriba para todos los que cumplen una funcion social digna: maestros, medicos, abogados, obreros que construyen lo que consumimos. Porque partiendo de los que trabajan y luchan por un sueldo y jornadas de trabajo dignas es que se podrà empujar solidariamente para que desocupados o subocupados y los que trabajan en negro, etc puedan recuperar su dignidad. Alba