sábado, enero 19, 2008

Paradojas de verano (sobre las últimas medidas de Macri y sus repercusiones)


El verano, esa estación frívola, en la que las revistas exhiben los mas cotizados "culos", se ha transformado en parte.

Los medios no nos ofrecen el clásico programa desde la playa, ni destacan al clásico cronista en la Terminal de Retiro demostrando como un país entero se va de vacaciones.

La Presidenta abandona su mutismo para anunciar la construcción del "tren bala" que una Buenos Aires con Córdoba.
No fue un anuncio feíz. Pensando en los hacinados pasajeros diarios que se trasladan del conurbano a la Capital, nos preguntamos por qué en lugar de imitar al ferrocarril homónimo de Sevilla, no se le ocurrió a CFK tomar como ejemplo el Remfe y demás trenes de "cercanías" de Madrid.
Este episodio tiene una lejano tufillo a los "vuelos estratosféricos" de Ménem, anunciados en Jujuy frente a chicos de condición extremadamente humilde.
Pero hay algo que altera la paz del verano.
Se trata de las escaramuzas que protagonizan el Jefe de Gobierno Mauricio Macri, los sindicatos representativos del personal municipal, la Jueza Emilia Libertori, y algunos otros políticos como Lilita Carrió , Aníbal Ibarra y Mauricio Macri.

Es que Macri (o Michetti quien de a ratos parece ser la verdadera Jefa de Gobierno) eligieron para susu ataques a todos los sujetos que integran el lombrosiano repertorio de "feos, sucios y malos" de Nesutadt, Grondona y Doña Rosa.
Estas acciones le han dado un indudable protagonismo.
Comenzaron con el gremio municipal, prosiguieron con los piqueteros, ahora atacan a los "indolentes" empleados municipales que "toman mate".
Muchas de éstas bravuconadas han terminado en retrocesos temporarios.
¿Son todos gestos torpes? ¿Son improvisados o están calculados?.

Veamos que ha sucedido hasta ahora.

Se agita "pour la gallerie" el tema de aproximadamente dos mil contratos basura, son su secuela de movilizaciones, recursos de amparo, y declaraciones altisonantes ¿Ësto lo hizo sólo Macri?

La respuesta es categóricamente no.

Reemplazar unos contratos precarios por otros de igual tenor, pero de gente afín, lo han hecho absolutamente todos, y, lo que es más, no al producirse un cambio de gobierno, sino un simple cambio de funcionario dentro de la misma gestión.

En muchos casos en que estas situaciones se han producido, el empleador expulsivo, solía ser el "delfín" de aquel que había conchabado a los despedidos.
Algunos casos elocuentes, son, por ejemplo el de Taiana reemplazando a Bielsa, tras haber sido su Vicecanciller, o el de Telerman reemplazando a Ibarra, tras haber sido su Vicejefe de Gobierno.

En un caso y en el otro, ambos echaron a los que consideraban "contratos" del anterior.
Es que antes que tomar cada una de estas designaciones como remuneraciones de prestaciones necesarias, nuestra clase política tiene la costumbre de darle el status de pensiones graciables, e instrumentos de poder.
Pero mientras todos actúan "pour la gallerie", Genta y Datarmini se sentaron con Macri para conversar acerca de los 18000 contratados de la Ciudad. Esto, obviamente, no fue a cambio de nada (no por nada Macri termina elogiando la "razonabilidad" de ambos dirigentes paleozoicos.

Si se advierten, por otra parte, los fundamentos del caso "Agüero c/GCBA" de 1998 (cuando todavía la que actuaba era la Justicia Nacional en lo Civil), y el actual fallo de la Jueza en lo Contencioso Administrativo Emilia Liberatori, se advierte que comparten fundamentos.

Ahora bien, cada uno de los dados de baja en los sucesivos cambios de gabinete no encontraron a su Jueza Liberatori, ni siquiera intentaron buscarla, ni lo intentaron tampoco los gremios representativos del personal, ATE incluido.

Es que el transfondo de la cuestión es que la estabilidad del empleado público, se complementa con el ingreso mediante concurso, que es lo que nunca aparece en el debate, salvo bajo la forma de chicana.

* * *

El Jefe de Gobierno también apeló a otro de los clásicos del repertorio de Haddad-Neustadt-Grondona: "los piqueteros y el corte de calles".

¿Quién salió a desafiarlo? ¿Alguno de los piqueteros afines al Gobierno?

No, Raúl Castells. El frecuentador de "Bailando por un Sueño", el mismo que alguna vez había organizado una marcha con el mismísimo Juan Carlos Blumberg.

La faena también terminó con una amigable charla con el Jefe de Gobierno, en la que se comprometió a "avisar cuando organice una marcha", pero no a pedir autorización.

Dos situaciones en las que como Generales de los Ejércitos Chinos, los contendientes cuentan cuántos efectivos tiene cada uno y rehuyen el combate.

* * *


En cuanto al aumento del ABL, nadie duda de que se trata de un impuestazo.

Sobre todo es claro que "zonificar" a secas, prescindiendo del análisis caso por caso del valor de cada propiedad es una gran arbitrariedad.

Ahora bien ¿el tema de avanzar hacia un sistema progresivo de recaudación de tributos es reaccionario?

¿Puede pagar lo mismo el propietario del Hyatt que un humilde vecino de Villa Soldati?

Se parte de una inequidad real, y se resuelve de manera inqueitativa.

O sea :

Por un lado se engloba a toda la zona sin discriminar otros conceptos, y por el otro se perjudica a los barrios del centro de la Ciudad, porque la capacidad contributiva de ese sector social (que suele ocultar sus miserias) no es la que se le atribuye.

* * *

En suma, los temas que Macri pone en la agenda, son aquellos de los que no se habla.

El "progresismo" omitió tratar la carrera administrativa de los empleados municipales, la regresividad de los tributos municipales, las políticas públicas y sociales universales que evita estigmatizar a los humildes que se expresan mediante el "piquete" y que involucra a una gran cantidad de ciudadanos que ocultan su pobreza.

Unos hicieron lo del avestruz, el otro toma los temas y los resuelve para su lado. Mientras tanto unos y otros siguen en su juego y definen sus identidades a partir del contrario necesitándose mutuamente como enemigos.

¿No es hora de que analicemos dónde estamos parados?

























2 comentarios:

Ramo!! dijo...

Como siempre hacés un análisis muy inteligente, pero me permito en esta oportunidad unas breves intervenciones:

1. Te olvidaste de la Xenofobia Macrista que prioriza a los porteños en los hospitales públicos.

2- Sobre el reduccionismo Macrista que cree que los empleados del estado son "insolentes que toman mate", quisiera recordarte tu post "Fauna y Flora de la Administración Pública" donde los calíficás de depredadores y parásitos entre otros tantos calificativos.

3- Sobre el cierre con "¿No es hora de que analicemos dónde estamos parados?", cito al Indio Solari: "Fijate de qué lado de la mecha te encontrás, con tanto humo el bello fiero fuego no se ve" ... En mi caso particular, tengo bien claro de que lado de la mecha estoy plantado.

Edukator dijo...

Estimado Ramo;
Macri llema todos los casilleros del lado de la mecha al qe nos oponemos. Lo de los Hospitales no hace mas que ratificarlo.
Sobre el post anterior creo que lo malinterpretaste ¿Acaso Woody Allen y tantos otros no toman en solfa a su comunidad, y por eso desde ya que no son antisemitas?
Ahora bien, esos personajes que menciono en ese post, no son todos, pero existen en la Administración Pública, y la hacen funcional a todos los que la destruyen para favorecer intereses privados, los del "otro lado de la mecha".
Alguna vez, creo que Wilhelm Reich dijo que no había que hablar tanto de Hitler, sino de aquello que lo hizo posible.
Algo hizo posible a macri.
Veámoslo sin enojarnos para que la nuestra gane
PD: Nunca dije que los empleados públicos sean prásitos, los parásitos son algunos, como lo es la patria contratista, y las privatizadas que vampirizan al Estado