martes, enero 23, 2007

Interesante nota de James Petras sobre la política del actual gobierno uruguayo


Un medio alternativo uruguayo le hizo esta nota a James Petras que vale la pena compartir.
No sólo por las apreciaciones que efectúa sobre la actual política del gobierno uruguayo, sino también por otros señalamientos que realiza respecto de actitudes de "ex izqueirdistas", que cambiaron de posición:

“EE.UU.: MÁS TROPAS MANDAN, MÁS CADÁVERES VUELVEN”Comentarios para CX36 Radio Centenario, del Sociólogo norteamericano, James Petras. lunes 22 de enero de 2007.“El gobierno regresivo de Tabaré Vázquez quiere llevar al país a la época de antes de Batlle en el Siglo XIX con los capitales ingleses que eran dueños de una parte del país, y avanzar en una política que va a perjudicar a todos menos una pequeña capa de compradores, comerciantes y productores que están en pequeños nichos de la economía”

Chury: Se viene la llamada con Petras desde Estados Unidos.Petras, buen día ¿cómo te va?
Petras: Muy bien. Aquí estamos con recuerdos de Malvín porque hay invierno, frío, llueve y me recordaba paseando por las playas de Malvín conversando con cantantes de ópera, obreros textiles y todo lo demás. Tenía muchos seguidores niños porque tenía una red para recoger pequeños peces en las olas.
Chury: Me hiciste acordar a algo que escribía una vez nuestro gran escritor Carlos María Gutiérrez, que él a Malvín lo conocía por el aroma, lo conocía por el olor. Carlos María Gutiérrez, un gran escritor...
Petras: Sí, lo recuerdo a Carlos, un gran amigo
Chury: Un gran amigo tuyo, lo sé, por eso te lo planteaba.Petras, si me permites, voy a hacer una pequeña reflexión a la que tú seguramente después vas a salir con algún comentario.Es breve, voy a comenzar diciéndote esto concretamente: Como sabrás, el fin de semana pasado se reunieron los países socios del MERCOSUR y otros mandatarios, sus ministros de economía y respectivos cancilleres, en Río. Nuevamente el presidente uruguayo Tabaré Vázquez dedicó la mayor parte de su tiempo -6 minutos- a criticar al MERCOSUR y solicitar compensaciones por las asimetrías y también se anuncia para esta semana la firma de un tratado comercial entre Estados Unidos y Uruguay, llamado TIFA.La semana pasada, el Ministerio del Medio Ambiente anunció que se instalará otra empresa de celulosas, otra, a la cual el gobierno le ofreció para plantar dos millones -dije dos millones- de hectáreas de eucaliptus. Con Stora Enzo serán ya 3 las plantas de celulosa gigantes instalándose en nuestro país. Y los uruguayos naturalmente llaman, consultan y pregunta ¿qué pasa con el MERCOSUR? ¿qué va a pasar con nuestro país, a dónde va este gobierno, a dónde van los dirigentes comunistas, socialistas y tupamaros? esto lo extenderíamos a tí ¿a dónde van Petras?. ¿A dónde van los sindicatos uruguayos? porque nadie dice nada. Estamos solos y como abandonados, mientras uno oye cosas que pasan con Chávez en Venezuela, con el presidente Correa en sus anuncios en Ecuador y Evo Morales en Bolivia.Bueno, esto es como una reflexión; no te digo un pedido de auxilio, pero sí que nos digas desde ahí tu punto de vista.
Petras: Bueno, primero quiero decir una cosa: es ridículo que por una parte Tabaré Vázquez pide compensaciones de los grandes países en el MERCOSUR, que me parece justo pensar que un pequeño país tiene que conseguir concesiones de los países más grandes, pero por otro lado firme acuerdos con los Estados Unidos, -que es mucho más fuerte que Brasil y Argentina-, sin pedir compensaciones, sin pedir un diferenciado en el tratado. Eso indica que no es un hombre serio, no es un gobernante serio, cuando hace exigencias al MERCOSUR, critica al MERCOSUR por las desigualdades y después firma un contrato con mayores desigualdades y menor competitividad con los EE.UU. Entonces es un demagogo cuando por una parte critica porque hay tratos desiguales en el comercio y por otro lado profundiza las desigualdades firmando con los EE.UU.Eso para comenzar, y después, es obvio que el gobierno es el mayor entreguista en la historia de Uruguay. El gobierno regresivo de Tabaré Vázquez quiere llevar al país a la época de antes de Batlle en el Siglo XIX con los capitales ingleses que eran dueños de una parte del país, y avanzar en una política que va a perjudicar a todos menos una pequeña capa de compradores, comerciantes y productores que están en pequeños nichos de la economía.Hemos hecho estudios, y los eucaliptus tienen un patrón de raíces que se extienden horizontalmente, que no van verticalmente y no es posible producir nada alrededor de los árboles de eucaliptus y eso es evidente en muchos estudios y por esta razón es que muchos critican la sustitución de forestales y vegetaciones por eucaliptus.Tercero, eso significa que van a dejar de producir las cosas necesarias en Uruguay para ser autosuficientes en diferentes productos agrícolas.Otra cosa que debemos tomar en cuenta es que estos trabajos son simplemente capitales intensivos que no generan muchos trabajos, absorben muchos recursos tanto de agua como de absorber las tierras, entonces no van a generar mucho trabajo, no tienen mucha necesidad de trabajadores calificados, sólo un puñado de gente en forestales entonces el tipo de trabajo -que son pocos- va a ser trabajo mal pagado y pocos trabajadores.Por otro lado todo indica que para los uruguayos el acuerdo con Estados Unidos implica concesiones al capital, lo que significa que los productos norteamericanos pueden entrar fácilmente desplazando lo que queda de la industria uruguaya y más, lo que uno puede imaginar es que con la presencia norteamericana también hay concesiones políticas, más allá de las tropas uruguayas cipayas que están masacrando en conjunto con las tropas de Bolivia, Brasil, Argentina, masacrando al pueblo haitiano, están dispuestos a ofrecerse en otros lugares, con las consecuencias que sabemos de violación de mujeres en el exterior y otros tipos de transacciones que ya tenemos documentadas entonces no es simplemente un acto económico sino que tiene muchas implicancias políticas, como es la base norteamericana supuestamente para trabajo humanitario, que es simplemente la entrada de un pacto Estados Unidos-Uruguay.Yo creo que toda la política imperialista es fragmentar países y fragmentar la integración, como podemos ver en Yugoslavia, como en la ex- Unión Soviética, como podremos ver en Irak y todos los demás países. La táctica es crear pequeñas unidades políticas que son más fácil de dominar y convertir en vasallos del gobierno norteamericano. Y creo que el futuro es muy negro porque este pacto con EE.UU. va a estimular más emigración uruguaya a todas partes del mundo y es la gran tragedia que uno va a encontrar: más jóvenes uruguayos educados y entrenados en Canadá, Nueva York y cualquier otro lugar en el mundo, menos en Uruguay.
Chury: Hay que admitir que uno tenía esperanzas y eso es una cosa muy buena en la vida, pero uno también se está preguntando qué piensan y adónde van los dirigentes del Partido Comunista, del Partido Socialista, los tupamaros y adónde van los sindicatos del Uruguay, en torno a lo que antes ellos llenaban las calles protestando y hoy aparecen estando de acuerdo.
Petras: Los dirigentes tupamaros, Huidobro y otros más, están tomando whiskys con los generales que eran los torturadores de sus militantes, como forma parte de esta obra de teatro que se envió hace pocos días, no sé si lo recibiste.
Chury: Sí, sí, claro.
Petras: Espero que algún día en El Galpón se pueda presentar esta obra mía para por lo menos provocar alguna reacción.
Chury: La vamos a presentar Petras, quédate tranquilo.
Petras: Bueno. Entonces el otro tema, es que poco a poco se van a incorporar más en el sistema, ahora el Partido Comunista y algunos sectores mantienen algunas ambigüedades y se van tragando el sapo
Chury: Claro, pero los comunistas también firman al pie del punto final, de dar vuelta la página para juzgar a los torturadores.
Petras: Sí, ya sé. En esta primera instancia donde dos o tres individuos resistieron, ya no quieren perder el asiento, la pensión, los salarios y más que nada el estilo de vida que tienen como parlamentarios: los viajes, las fiestas en las embajadas, todo lo que es el prestigio entre los burgueses, invitaciones a las grandes casas e incluso las aventuras sexuales que consiguen con todo lo que son los fondos de legisladores. Es todo una trampa, por eso muchos legisladores están desprestigiados. Aquí en EE.UU. es casi nulo el prestigio de ser congresista. Ahora, el problema no está limitado a las cúpulas de los partidos y el Congreso porque tienen prebendas y eso empieza a corromper las cúpulas sindicales y algunos movimientos sociales, que les tiran algunas pequeñas concesiones, algunos puestos, alguna oferta de trabajo para los hijos de los jefes del sindicalismo y entonces es una red que empieza a influir sobre otros sectores, menos la gran mayoría de uruguayos y frente a esto tengo miedo de un fenómeno que se llama sinicismo porque como reacción, mucha gente dice que todos los políticos son corruptos, toda la política es una basura, para qué involucrarme con esta gente, mejor buscar algún otro trabajo para compensar, mejor poner la esposa y los niños a trabajar para compensar, y en vez de luchar para mejorar los salarios de las trabajadoras y trabajadores, buscan pequeños espacios para mantener el salario y mantener alguna vida más o menos decente y eso es producto de la corrupción de esta generación de izquierdistas arrepentidos que ahora forman parte de los arribistas porque muchos son pequeños abogados y otros que están ahora en ascenso y el modelo para ellos es la conducta estándar de vida de la politiquería del pasado, la media burguesía. Para ellos eso es el modelo, el referente de cómo vivir bien.
Chury: Petras, todos conocemos aquí en Uruguay y tal vez en otros países, todo lo que pregonaron dirigentes comunistas, socialistas y tupamaros. Pero el gran tema es la falta de respuesta, es vivir en un país en el que muy pocos dicen algo o mejor dicho nadie dice nada y nadie hace nada, como si las mayorías estuvieran galvanizadas precisamente por esa actitud que han asumido los otros.
Petras: Bueno, hay voces en Uruguay. Recibimos mensajes alentadores de Galeano, de Viglietti, recibimos noticias de las familias de los torturadores, la voz de radio Centenario, etc. Puedes decir que son minoritarios o individuales, hay también pequeños grupos disidentes en el sindicalismo, un 10 ó 15 por ciento según la noticia y es algo. Es obvio que hay mucho trabajo enfrente pero quiero dar un ejemplo: aquí en EE.UU. el pueblo es muy mal educado políticamente y le falta mucho para hacer política, pero después de cuatro años ya de guerra, de sufrir las consecuencias políticas, sociales y económicas, ya la gran mayoría está contra el gobierno, están muy descontentos con la política económica. La clase media descontenta por los ingresos estancados y sin un plan nacional de salud entonces todo eso a pesar de que no hay un partido de izquierda aquí, empieza a presionar incluso con sectores de la burguesía para hacer una política diferente y hacer algunas reformas progresistas entonces si algo puede pasar o está empezando a pasar aquí, en el centro del imperialismo, de reacción, de los medios de comunicación, imagino que puede pasar en Uruguay porque es difícil olvidar las grandes reformas sociales del pasado que están eliminando. Y segundo, el cambio en Uruguay es tan brusco y tan radical -digo radical en el mal sentido-, tan extremo de Tabaré Vázquez dando vuelta de 360 grados, que en un tiempo van a empezar las huelgas y las protestas que es el único canal que queda para expresar el descontento.
Chury: Petras, te agradecemos además la información. Nosotros lo de Galeano lo sabíamos porque el otro día se le hizo un reportaje en el cual se expresó. No sabíamos que Viglietti estaba en la misma línea de oposición a esto pero bueno, queremos pasar a otro tema que no tiene nada que ver con este que estábamos hablando.¿Qué pasará a corto y mediano plazo ahora con el envío de tropas frescas a Irak por parte de EE.UU.?
Petras: Más bolsas de plástico, es decir, más cadáveres van a devolver. Más tropas mandan, más cadáveres vuelven. Esa es la primer cosa que vamos a ver y ya hace dos días, el día más sangriento en toda la guerra: 25 norteamericanos muertos. En un día de guerra, pocos días antes del discurso anual del presidente. Hay una rebeldía que empieza a afectar sectores del ejército y es importante. Y también incluso en el Congreso hay debates y divisiones. Bush ha tenido que reemplazar a muchos generales en el campo de batalla porque están en desacuerdo con esta nueva estrategia y yo creo que no van a avanzar en la guerra e incluso van a aumentar la resistencia porque más tropas significa más violaciones contra el pueblo, más destrucción, et.. Creo que las cosas se van a profundizar más que pacificar. Como dice el país, ya más soldados para enfrentar. Creo que todos entendemos que 20 mil soldados no van a cambiar la relación de fuerzas en Irak y van a aumentar el peso de represión y la represión genera la resistencia entonces es obvio que en Inglaterra por ejemplo, Tony Blair que es el títere de Bush, ha anunciado que van a retirar las tropas a fin del año 2007 y no hay ningún otro país dispuesto a aumentar sus tropas, por el contrario, están en proceso de retirar las tropas y eso significa que cada vez más es una guerra puramente norteamericana.Y el último punto -y quiero enfatizar- es que muchos de los soldados iraquíes tiene una doble cara: una que muestran conformidad con la guerra y la otra es que están en contra de las tropas norteamericanas. Y no hay posibilidad de que ellos puedan establecer un gobierno estable porque muchas mantienen una doble lealtad y en el momento que EE.UU. empiece a retirar tropas yo garantizo que un gran porcentaje del ejército iraquí se va a poner la otra camisa y eso me parece inevitable porque muchos generales piensan que es mejor retirarse ahora y no tarde, porque el resultado va a ser igual.
Chury: El otro día hubo unas declaraciones de un embajador de Brasil en EE.UU. que se llama Patriota, que ofrecía los servicios del gobierno de Lula para cambiar la realidad de Cuba. ¿Eso trascendió por allí?
Petras: No lo vi, pero no me sorprende porque Lula y Celso Amorín el canciller, siempre están trabajando en algunos asuntos con EE.UU. no sólo hacia Cuba sino hacia Venezuela de tratar de desradicalizar el proceso. Creo que debemos ser muy cautos con esta caracterización de estos gobiernos como centro-izquierda mientras están practicando una política de gran duplicidad enfatizando al gran capital, el capital financiero y lo demás.Lo que podríamos decir es que Lula no tiene ninguna capacidad de influir en lo que va a pasar en Cuba y mucho menos en Venezuela. Hay claramente una gran divergencia entre las nuevas medidas del presidente Chávez y la política de Lula y esa brecha no se puede cruzar simplemente porque Washington mande instrucciones a Lula. Y Lula es más realista y ni trata de hacer una intervención con Chávez y mucho menos en la política radicalizada de Venezuela.Una cosa quiero avisar y es que muchas veces los EE.UU. dice que va a hacer eso, dice que va a proyectar el poder, pero muchas veces hay una enorme diferencia entre lo que quiere el imperialismo norteamericano y lo que puede realizar. Muchas veces la gente exagera el poder de Estados Unidos y simplemente porque declara una cosa cree que ya está hecha y eso no es la verdad porque han proyectado mucha política contra Cuba y Venezuela y gran parte de las veces han fracasado.
Chury: Petras, muy bueno tu análisis, te felicito, te mando un abrazo enorme en nombre de todo el colectivo de la radio, nos reencontramos el próximo lunes. Como siempre hasta entonces y que pases muy bien.
Petras: Un gran abrazo y espero por lo menos que los trabajadores disfruten el tiempo en las playas de Uruguay antes que las contaminen los políticos del gobierno. Gracias. Chau

1 comentario:

Fernando (Nerd Gaucho) dijo...

James Petras hace buenos libros y opina bien cuando habla de Bush y politica internacional. Derrapa terriblemente cuando se mete a hablar de realidades que no conoce realmente.

Cuando llego a la Argentina alla por 2002 salio diciendo que el futuro era de las asambleas y de los clubes de trueque, que remplazarian a la dirigencia de entonces. Nada mas lejos de la realidad.

Una buena de Petras: "Los partidos de izquierda en Argentina viven con un balde en la cabeza: no ven y escuchan sólo sus propios gritos". -James Petras

Una mala de Petras:
"Kirchner es la nueva derecha"
http://lavaca.org/seccion/actualidad/0/529.shtml