domingo, agosto 07, 2011

Apúntenele a ese que es el peligroso! (sobre el tema Zaffaroni y otras cuestiones)

Estaba escribiendo otro post, que apuntaba a analizar mas serenamente este fenómenos de cualunquismo y mayorías silencionosas pero me interrumpió la abyecta campaña contra el Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni.

La primera asociación, es obviametnte, con la campaña electoral, pero viendo la naturaleza de lo que se ataca del Kirchnerismo, me inclino a pensar que esto excede eso de Oficialismo vs Oposición o viceversa.

Vemos que el discurso opositor  (o de cierta oposición mejor dicho porque hay opositores y opositores así como hay ofcialistas y oficalistas) apuntaba a presuntos corruptos oficiales como Moyano, Moreno o De Vido

Pero cuando les toca atacar lo hacen con dirigentes de derechos humanos o jueces garantistas ¿Cuál es el motivo?

Digamos que el Kirchnerismo es un emergente de la crisis de representación del 2001.

Una parte de su legitimidad proviene de ser la versión aggiornada del justicialismo con todo lo que ello implica y con los blasones que exhibía Duhalde hasta el 2003 como "piloto de tormentas".

La otra parte ha consistido en acumular capital simbólico satisfaciendo demandas de los sectores "progresistas" de la sociedad, como los temas de condnear la impunidad de los dictadores del 76 y la renovación de la Corte Suprema de Justicia, muy deslegetimida durante la gestión menemista.

Satisfacer estas demandas éticas y legales así como el matrimonio igualitario o la Ley de Servicios Audiovisules no se corresponde con tradición socialista sino con la tradición "liberal" entendida no en el sentido de "neoliberalismo" sino en su sentido primigenio..

Sin embargo esta costumbre de "no reprimir" y de captar las demandas de derechos humanos, así como la de contar con una justicia verdaderamente independiente es lo que parece molestar, lo que en verdad lleva a insultar a "la yeua" , la que lleva a toda esa adjetivacuón degradante.

Este es un país en el que las corporaciones siempre estuvieron acostumbradas a ejercer un poder omnímodo. Aplicarle retenciones resultaba una inogminia. "Atacan al campo, es decir a la Argentina" dijo el otro día Hugo Biolcati.

No es ni la sombrra de la "reforma agraria" pero es decir "ejerzo el poder del Estado" y esto les parece inaceptable.

Sobre el tema Hebe de Bonafini y Shocklender ya hemos hablado y señalamos los errores que allí se cometieron, pero me dentengo en un punto.

Siempre se les criticó a los organismos de derechos humanos que éstos ( los derechos humanos) "no eran sólo la vulneración de las libertades individuales, ni condenar las atrocidades de los 70".

Ahora casualmente si algunos de ellos encaran planes de vivienda u otrs cuestiones sociales la saña contra ellos  es mortal.

Lo propio sucede con Zaffaroni:

Zaffaroni fue el primer jurista con probados quilates intelectuales designado en la Corte Suprema (hay que remontarse hasta Genaro Carrió, el tío de Lilita, para encontrar algo parecido), alguien crìtico y valorado internacionalmente.

Su  designación fue sometida al debate público en el que no se ahorraron nada para descalificarlo.

Era un antigüo opositor de Kirchner que había impugnado la reforma constitucional de Santa Cruz que permitía la reelección del entonces Gobernador, y luego Presidente.

Es algeuien que siendo Juez durante la dictadura supo encontrar subterfugios para facilitar los Habeas Corpus que se presentaban preguntando por el paradero de los desaparecidos, alguien que enfrentó al sistema carcelario y a la mafia policial desde siempre

Nunca se ha podido ganarle un debate debido a su nivel intelectual. El úncio caso de un debate con altura en el que se vertieron razones parejas por uno y otro litigante es el que mantuvo con el Profesor Carlos Santiago Nino, debate éste interrumpido por la súbita muerte de este último.

La elegancia y la falta absoluta de estridencia con la que encara las propuestas y las polémicas siempre hicieron imposible superarlo.

Esto último me recuerda a una vieja película brasileña llamada "ellos no usan smoking"

Trataba de un conflicto obrero prolongado en el que se advertía la existencia de distintos personajes:

Estaba el "traidor", estaba el "rebelde" que sostenìa posiciones extremas y estaba el líder racional, valiente pero sereno que a los desprevenidos les podía parecer moderado.

En la escena final .se ve de espaldas a dos matones que observaban como este líder que era afro brasileño y el extremista trataban de organizar a la gente dispersa. El moreno trataba de calmar y organizar a la tropa

Uno de los matones le dice al otro "¡Al negro!". La orden era inconfundible: el que molenstaba era el "negro" , le apuntaron y por supuesto lo asesinaron.

Zaffaroni es el "negro" peligroso, de eso non hay duda..

3 comentarios:

Paola dijo...

interesante es ponerse a pensar a quién eligen pegarle; siempre a personas cercanas al gobierno pero involucradas con los derechos humanos

toto dijo...

compa estoy de acuerdo con usted, pero fijese que le han enganchado una propaganda del sorete de redrado al final de los escritos. aguante zaffaroni

Edukator dijo...

Si y antes de Ricardito. Es de terror este aoogle