martes, junio 01, 2010

¿El fin de una etapa?


Con los festejos del Bicentenario parece concluir una etapa.

La foto de la "guerra gaucha" con su ímpetu destituyente parece haber quedado atrás aunque nunca uno pueda fiarse del todo, así como la  de la mas reciente sesión del 3 de Diciembre presidida por Pinky cuando se formó el cambalachesco "Grupo A" con la pretensión de dejar reducido al Ejecutivo a la condición de un "pato rengo".

Es indudable que estos festejos en los que millones de personas desfilaron por la 9 de Julio, o por el Cabildo, sin que se produjera un sólo incidente, aplaudiendo los excelentes espectáculos que se brindaban, o leyendo las frases de los próceres de Mayo, junto a las de Jaureteche o el mismísimo Che Guevara dan la pauta de una indudable recuperación del consenso por parte del Gobierno Nacional.

Ahora surge la inevitable pregunta. Mas allá de la consolidación de lo logrado ¿Cómo seguir?.

No faltará quien, por mas que diga lo contrario, intente capitalizar lo sucedido desde el punto de vista electoral atendiendo al criterio mas estrecho aún al mas mezquino.

En los últimos meses se han adoptado una serie de medidas de corte progresista, la mas importante de ellas la "asignación universal por hijo" que tal como se destaca en esta nota llevó a la Argentina a ser según algunas fuentes el "país mas igualitario de América Latina", información que me permito relativizar ya que este informe de la CEPAL ubica en ese lugar a Venezuela, si bien es indudable que ha constituido un muy importante avance.

Se suma a la Ley de Servicios Audiovisuales, madre de varias batallas, que minó la credibilidad de los medios monopólicos cuya palabra antes era "santa"

 A ese punto de vista se puede replicar advirtiendo que la posibilidad de retroceder está siempre latente y que si existió un 28 de Junio del 2009, no fue por casualidad.


Me parece muy satisfactorio analizar como en un contexto de crisis mundial del capitalismo, la Argentina, no aparece como otras veces fagocitada por las tendencias mundiales que sólo podrían traer mas dolor y frustración.


Pero no me alcanza con que pretendan hablarme del "boom del verano" del "récord en ventas de automóviles" o en "LCD" para a partir de allí a deducir que nos encontramos en una suerte de retorno a la prosperidad de posguerra del primer peronismo, o según algunos puntos de vista mas exagerados aún, a algo aún mejor que lo sucedido entonces.


Pido disculpas si molesta la comparación, pero el argumento "turístico", o "electrodoméstico" se parece demasiado a los utilizados en su momento por Neustadt o Cavallo para demostrar que la situación era próspera.


También sabemos que 180 pesos son mejor que nada, pero que no por eso vamos a pensar que por eso se terminaron la pobreza y la indigencia, mas allá de las cifras que hablan de su reducción.


Los anuncios formulados respecto de la incorporación a la Planta permanente de 170000 trabajadores del Estado son mas que auspiciosos, y los argumentos con que la Presidenta fundamentó la iniciativa son impecables, pero lo cierto es que ese proceso se inicia con una primera etapa que contempla la cobertura de apenas mil cargos.

Lo propio sucede con los alguna vez anunciados créditos para la vivienda, y con el proceso inflacionario que sin perjuicio de constatar que son los formadores de precios quienes lo desatan no deja de ser una permanente y regresiva forma de redistribuir el ingreso, mas aún cuando los salarios suben por la escalera, mientras los precios suben por el ascensor.

¿Como actuar ante estas realidades sin ser destituyente, sin "darle de comer" al Grupo A.?

Según diversas estimaciones el IPC (Ingreso per cápita) argentino ronda los 19000 USS, y eso podría considerarse una media.

Ello implicaría cuadruplicar esa cifra en el caso de una familia tipo, si haciendo un ejercicio de imaginación tuviésemos un GINI equivalente a 0, o sea si viviésemos un estado ideal  y utópico de igualdad perfecta, esa sería la cifra que todos deberíamos percibir.

¿Cuán lejos estamos de todo eso? No sólo los mas humildes, sino muchas familias que se consideran de "clase media" ¿Cuántas familias siguien sobre endeudadas? ¿Que rescate tienen estas familias similar al que tuvieron los bancos en su momento?
Porque el salvatje que hoy tienen los bancos del primer mundo, lo han tenido los nuestros en el 2002 y de eso no nos hemos recupreado aún..

Los pueblos originarios llegaron a Buenos Aires para los festejos del Bicentenario trayendo sus reclamos.

Entre otras cuestiones enfatizaron la explotación de la que eran objeto con la "minería a cielo abierto".

¿Que ese sea un caballito de batalla de Pino Solanas, implica que no debe denunciarse?
En la Ciudad de Buenos Aires el legislador Diego Kravetz que aún se define como perteneciente al Frente para la Victoria plantea que "aún es prematuro intentar hacerle juicio político a Macri" ¿Esas afirmaciones a que hay que atribuirlas?

Están éstas y muchas otras preguntas dando vueltas, y, si bien el objetivo es ganar en el 2011, también queremos consolidar los logros, y profundizar lo bueno que se ha hecho.

La alcahuetería siempre le ha hecho mucho mal a las causas porpulares, por eso "del enemigo el consejo", a lo que podríamos agregarle que "del amigo siempre se espera algo".








3 comentarios:

Gonzalo dijo...

Me gusta lo que has escrito, y respeto y entiendo tu ánimo de crítica constructiva.
Dejame señalar dos o tres cositas:
- La Asignación universal por Hijo, no pretende ser una solución a la pobreza y a la indigencia. La misma CFK al dar a conocer el estudio del Conicet señala que es apenas una medida para paliar una deficiencia estructural de larga data en este país.
- Lo del "boom del verano" del "récord en ventas de automóviles" o en "LCD", es algo que se señaló en el contexto de las críticas de principios del año pasado, cuando se decía que ésta era una economía estancada. Es decir que el contexto es otro. No se pretende demostrar que gracias al boom del verano la economía está barbara, sino que es una respuesta al supuesto estancamiento (se decía que la industria automotriz estaba muerta...)
- Lo de los mil cargos.. tenés razón, pero es un inicio. Lo mismo pasa con todas las medidas: son de implementación paulatina y progresiva. Sin embargo, y dejame señalarlo, uno de los grandes cuestionamientos hasta hace unas semanas era la falta de crédito para PyMes.. Ayer se anunciaron $8.000.000 para empresas en taza fija al 9.9% a cinco años en pesos. Sin embargo el cuestionamiento por el desarrollo industrial continúa. Pregunto ¿Es acaso creíble que un gobierno (o dos) pueda en ocho años revertir un proceso de desindustrialización de, ni más ni menos, que 55 años?
- El aumento de precios es real, pero también me permito señalar que el principal indicador a temer en la economía interna, no son los aumentos (detrás de esa advertencia se viene la intención de ajuste sobre la economía real, los sueldos, etc), sino el trabajo no registrado. En ese marco los dos anuncios, el pase a planta y los créditos (y sumaría el plan agroalimentario, aunque éste último es a mediano plazo), vienen a ser el primer esbozo de una solución al problema planteado.
-Coincido contigo con respecto a las minas a cielo abierto y a la necesidad de una mayor distribución del ingreso per cápita (aunque ya sabemos que esa redistribución implica una mayor conflictividad con los viejos sectores que defienden el viejo -y vigente- modelo agroexportador)
De todas maneras es muy constructiva tu postura crítica.
Gonzalo Barco

Chiman dijo...

Acá te dejo un laburito que hice sobre la distribución del ingreso...no tenga dudas compañero, se está por el buen camino. Abrazo
http://e-pistolasraras.blogspot.com/2010/05/bicentenario-en-numeros-distribucion_30.html

Paola dijo...

Creo necesaria y considero esta crítica de buena leche. En parte coincido , porque sostengo que de las buenas medidas, las más favorables, van a parar al sector medio que es el que más ha crecido( por eso el verano estalla y las ventas de lcd también)y el que menos respalda. Igual 180 es mejor que nada, por supuesto, al menos han servido para encaminar por educacón y salud que es donde la asignación además ha repercutido favorablemente