sábado, diciembre 19, 2009

El diplosaurio y su parque juriásico


Por estos días se ha producido profundo rechazo a la designación de Abel Parentini Posse al frente del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.


Pero, como un intento de conocerlo un poco mas conozcamos su hábitat


Abel Parentini Posse proviene del Servicio Exterior de la Naciòn, adonde ingresó en 1964,en la primer camada del ISEN (Instituto del Servicio Exterior de la Nación).


El Cuerpo diplomático argentino es una corporación no demasiado conocida por el gran público, pero sumamente eficaz en la búsqueda de sus propósitos.


El ISEN (la escuela de diplomacia) fue creada en 1964 bajo inspiración indudable de los influyentes militares de entonces.


Por ejemplo, el ingreso a ese instituto tiene un límite de edad de 35 años, lo que no sucede en otros países en los que existe Escuela de diplomacia como Brasil o España, y otros en los que se ingresa por un simple concurso como Estados Unidos, en los que no existe el mentado límite.


En esos casos se valora, en algunos casos en grado sumo, el haber tenido experiencia en actividades que trascienden las del Cuerpo diplomático.

Aquí la característica que posee el Cuerpo diplomático es la de ser sumamente endogámico, sumado a ciertos rasgos aristocratizantes que posee la diplomacia argentina.

Por ejemplo los miembros del Servicio Exterior se tratan por el rango "¿Como le va Embajador? ¿Que tal Ministro?", parafraseando aquella vieja canción de Piero en aquello de "¿No será mucho Almirante",¡Faltaba más Coronel!", y aún se les confiere rango diplomático a los funcionarios políticos que se designan, ya que sin ese poder simbólico difícilmente gozarían de respeto.


En otros Servicios diplomáticos los rangos se poseen únicamente en el exterior por ser ésta una exigencia de la Convención de Viena, pero se pierden al regresar al país de origen adonde los diplomáticos son simples funcionarios públicos de la planta permanente de cada Estado.


Si bien el curso del ISEN es relativamente transparente si se lo compara con otras instituciones argentinas cuyos concursos son sospechados de parcialidad, tiende a reproducir permanentemente una burocracia con características de casta según algunos observadores.

Las "roscas" y la influencia, mas allá del ingreso, son inevitables para los ulteriores ascensos, no obstante las exigencias académicas que conllevan los mismos.


Los planes de estudio del ISEN durante mucho tiempo tuvieron la influencia principal del Opus Dei, matizada con el tiempo con la influencia de FLACSO:


En este micro mundo es también significativa la participación del diario La Nación como house organ de la casa.

Durante un extenso perìodo el cronista "oficial" de la diplomacia argentina era el periodista Ovidio Bellando, que cuenta hoy con dos hijos agentes del Ministerio :Uno como administrativo del escalafón del Estado Nacional, el otro como diplomático, lo que no implica desde ya nepotismo, pero es demostrativo de como este mundo se cierra en sus propias fronteras.

Esta burocracia que se retro alimenta se ha visto matizada con la incorporación con rango diplomático de los miembros de la Secretaría de Comercio Exterior a la que los diplomáticos egresados del ISEN llaman "los primos", y con los no diplomáticos adscriptos al Servicio Exterior, agentes administrativos pertenecientes al escalafón nacional (SINEP) que, según arguyen los diplomáticos de carrera le quitan incumbencias.

Consecuente con esta idiosincrasia es que muchos diplomáticos se resisten a que un no diplomático (un civil dirían los militares) esté al frente de la Oficina de Sumarios.


Los antiguos miembros del Cuerpo sitúan a los "civiles" en un rango inferior al de ellos.

Tampoco toleran fácilmente la designación de "Embajadores políticos" lo que en algunos países del Primer Mundo es la regla, ya que allí la cabeza de la embajada es política y el resto es de carrera.



Piénsese entonces en un mundo cerrado y auto referencial como el Poder Judicial, que a diferencia de los diplomáticos deben resolver diariamente cuestiones de la vida cotidiana, de la que los diplomáticos, por razones obvias se encuentran a una significativa distancia

En todo este orden de cosas hay viejos diplomáticos, la mayoría de ideas conservadoras, y aún de ultra-derecha, que poseen una notoria gravitación a la que no pueden sustraerse aún los integrantes mas progresistas del Cuerpo,(que los hay y no son pocos), mas allá del empeño que pongan en lograrlo,máxime ante la cuestión fuertemente jerárquica que se da en el mismo.

Era notorio el caso del ya fallecido Embajador Federico Bartfeld, a quien se atribuía una estrecha amistad con Massera y la pertenencia a la Logia P2.


Bartfeld, se sabe, fue Sub secretario de Coordinación de la gestión Ruckauf, y sus vínculos tanto con el peronismo, como con la dictadura eran vividos con naturalidad por la casa que le profesaba un reverencial respeto.

Otro diplomático ya fallecido, el Embajador Jorge Vázquez, padre de la modelo María Vazquez, que había oscilado entre el menemismo, el FREPASO, y finalmente el kirchnerismo, y que había sido vicecanciller en la época de Cámpora, era tratado como una "rara avis" y apodado "el loco", ya que mas allá de sus rasgos personales, el hecho de que perteneciera en forma militante, y no simplemente como parte de una política relacional, a un partido popular, si bien en ocasiones muy volcado a la derecha, era vivido como una transgresión por vastos sectores del Cuerpo.

Conteste con este pensamiento es también que en ocasión del frustrado golpe a Chávez, la legación argentina en Venezuela, no detectara a tiempo el cambio que en materia de política exterior decidió en ese momento el gobierno de Duhalde. por lo que quedó a contra pierna, y por cuestión de inercia,  a favor de las "relaciones carnales".

Es que los Bartfeld, los Posse, marcan el paso en  "la casa", son los que han llegado a calificar al Servicio Exterior, como hacían antes los militares con el Ejército como "reserva moral de la Nación", los que algún sector del Ministerio llama los "diplosaurios".


* * *
La pertenencia al Cuerpo diplomático le permitió a Posse desarrollar ampliamente su vocación literaria, y profundizar el estudio de diversos temas.

Es una tradición internacional la de los diplomáticos escritores, ya sea en prosa,poesía o ensayo:

Algunos casos conocidos son los de Vinicius de Moraes, Graham Greene, o Pablo Neruda antes de revelar su filiación comunista.

Según el escritor y Director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, la obra de Posse le recuerda a la de Hugo Wast, ( un nacionalista católico de extrema derecha), pero no la descalifica totalmente.


Posse es un erudito, es alguien culto,no un facho grotesco sino un facho a secas, o, lo que es peor, un facho preparado, lo que lo hace alguien de cuidado.


Cuando habla de marxismo, sabe de qué está hablando, con la consideración que tiene por haber estudiado ampliamente a su enemigo ideológico, y lo hace desde el lugar de sentirse parte de un institución "pilar del orden", esto mas allá de su relación con Eduardo Duhalde.

Analicemos la nota en la que habla de "trosco leninismo".


Es una pieza invalorable, y un anticipo de lo que en verdad quiere hacer, y de para qué está, ya que resulta evidente que su preocupación no es justamente la educación pública, un tema que le es ajeno, sino terciar en el debate ideológico para imponer sus ideas, a nuestro juicio, cavernícolas.

La nota se llama Criminalidad y cobardía y es un aviso amenazante antes de asumir el Ministerio.

Los tres primeros párrafos son muy jugosos:


"El ventarrón de criminalidad no cesa. El Gobierno tiene un Indec especializado en demostrar que no aumenta y que más bien está muy por debajo de otros países. Un ministro con inclinación verbosa y metafísica le dijo a la gente que padecíamos una sensación.

Lo cierto es que es el episodio que más nos angustia en este mar de frustraciones.

Los Kirchner hurtaron el tema, desde Cromagnon en adelante. Se deslizaron con indiferencia y prohijaron el vandalismo piquetero, el desborde lumpen, la indisciplina juvenil. Entregaron la calle. Pero ya con el enfrentamiento en la Panamericana por el tema de Kraft, las cosas cambiaron. Ahora, en las protestas vecinales reiteradas ellos están presentes en los insultos"
 

No hay desperdicio.

Observemos como se confunden, o no, los conceptos.
 

La asociación es clara El indec y la inseguridad, la inflación y el crimen.

Luego se apilan los "piqueteros" (calificados como vándalos), los jóvenes "indisciplinados" y los obreros de Kraft,cuyo conflicto considera un hito al avisarle a Nestor y Cristina Kirchner "ahora están presentes en los insultos".

No es casual su mirada. Pensemos que al hablar de "inseguridad jurídica" el representante de Estados Unidos para Amèrica Latina Arturo Valenzuela se está refiriendo elípticamente a Kraft.


Luego de acusar a "los Kirchner" de haber violentado la "garantía constitucional de orden público", agrega este pensamiento:
"Reprimir es obligación del Estado en cuanto "contención en acto del delito inminente". Se enfrenta al delincuente para garantizar la vida del ciudadano con sus libertades (la de circular libremente, por ejemplo) y sus bienes."
Nuevamente mezcla de manera no casual la represión del delito con la del conflicto social

Esta frase de mas adelante es por demás elocuente:  "Hoy el vandalismo, el piqueterismo politizado y la protesta de tantos desamparados se derraman por las calles con su perfil agresivo."
Desamparados, protestas, perfil agresivo, la asociación es notoria.

En este contexto viene la famosa frase del "trosco leninismo" que es la siguiente:
"Entró, se filtró, o lograron infectar con un virus ideológico la garantía elemental de seguridad. Impusieron la visión trotskoleninista de demoler las instituciones militares y la policía, como vengándose de los años setenta, cuando una minoría se alzó contra el Estado para imponer una revolución socialguevarista, ajena y aislada ante la inmensa mayoría, empezando por el mismo Perón, los sindicatos y los partidos tradicionales."
Esto es una demarcación muy clara y precisa entre el "partido del orden" y lo que se considera "peligroso", y una invitación a los Kirchner para definirse.

El subtexto sería paroximadamente el siguiente.

"Debilitar" a las Fuerzas Armadas y a la Policía lo hacen "los revolucionarios", los que pretenden sustituir el régimen social (Trotsky Lenin). de allí que si ustedes, Néstor y Cristina, no pretenden hacerlo, deben estar del lado del partido del "orden".

En el partido del "orden" se incluye a Perón y a los sindicatos, así como a los partidos tradicionales.

La frase final es muy sustanciosa:
"¿Qué hacer? ¿Qué cantidad de poder tendrá que tener el futuro gobierno democrático después de la demolición institucional de los K y la anarquización, desjerarquización e indisciplina que van de la misma familia al colegio, a la universidad, y que cubre tantos aspectos de la vida comunitaria?"
Lo que este Señor pretende es muy claro. y sus preocupaciones lo son también.

Acá es donde entre a jugar el sistema educativo.


Para Posse ese sector es fuente de indisciplina, es uno de los sectores "peligrosos" junto a los "guerrilleros generosamente indemnizados" y los "piqueteros vánadalos".

Si no conoce de educación, no importa, tan erudito es él que tal vez piense que al ser diplomático es algo así como el "filósofo rey" de Platón y puede abarcar "todos los temas".

O tal vez esté para disciplinar y para familiarizarnos con un léxico y conceptos que en los últimos tiempos sólo podían invocarse de forma vergonzante. 

Pero no está solo, sino que expresa con mas vehemencia lo que todo un sector sostiene (pensemos en las barbaridades de Elisa Carrió) 

Mientras tanto transcribimos una excelente respuesta a la nota de Posse de una lectora de La Nación que es una síntesis elocuente de lo que pensamos muchos
"Vea m'hijo, si para usté la democracia es sinónimo de orden, entonces yo vivo a dos cuadras de Atenas. Calcule: a dos cuadras del cementerio de Chacarita, ahí sí que nadie sale a hacer piquetes. De modo que, si la Argentina maravillosa que tenemos luego de la débacle menemista, don De la Rúa, cinco presidentes en una semana, cosa que logró hacer reír a Schwarzeneger, si no le gusta, digo, anótese en un nicho y descanse. Eso sí: dudo que en paz."




















4 comentarios:

El Hippie Viejo dijo...

Me resulta desagradable esta persona y leyendo su curriculum aún más.
Que afinidad tiene Macri con algunos personajes que meten miedo.

saludos y buen fin de semana!

Adal

Monikucha dijo...

Impresionante tu investigación. Deberías leer alguna de sus geniales obras, ejemplo LA SANTA LOCURA DE LOS ARGENTINOS

Edukator dijo...

Hippie.
La afinidad es su ideología en blanco sobe negro.

Seño:
Gracias ¿De que trata La Santa locura...

Monikucha dijo...

Es un libro que recoge diversos artículos sobre las causas de nuestra argentinidad. Es decir, una bosta. Es de 2006. Prometo postear un fragmento.
La contratapa dice:"Con humor, pasión e inteligencia, A. Posse describe en este libro -ilustrado por Meléndez- nuestra breve historia desde el "mutuo malentendido" del descubrimiento de Europa por los aborígenes y de América por Colón y los suyos, hasta esa "tentación de existir" de la generación de la Independencia, de hombres como Roca, Yrigoyen, Perón o Frondizi, que nos constituyó como nación.
A través de un fresco histórico alejado de todo almidón académico, Posse reflexiona sobre nuestra hora actual, en que parecemos haber perdido la ingenua insolencia fundadora que nos llevó a la posición de país excepcional en Latinoamérica y el mundo. Flota entrelíneas la convocatoria a la aventura de un renacimiento, de una recreación de valores y una afirmación plena de nuestra voluntad de ser."
¿Y qué me contás? ¿Morís por leerlo, no?
Llegó a mis manos en una navidad. Por un familiar que trabajaba en una librería y nos regaló libros de promoción a todos.