lunes, noviembre 30, 2009

¡Ojo con Montenegro que es Righi!


La advertencia del título pertenece a Lilita Carrió en el programa de Jorge Lanata.

Lo dijo al referirse al momento por el que atraviesa la Ciudad de Buenos Aires a partir de la crisis del espionaje que ya en algunos medios se menciona como "Macrigate" .

Lilita sobreabunda en hipótesis conspirativas, guiña un ojo, le encanta referirse a las "internas" de todas las corporaciones, exhibirse como una "conocedora" de la "cocina".

Habla de lo que ya se sabe: Que en la Ciudad de Buenos Aires, al nombra al Fino Palacios, se trasladó a la nonata Policía Metropolitana una antigua disputa entre la SIDE y la inteligencia de la Policía Federal.

Mencionó, sin embargo, la incompetencia con que Macri manejó esta situación, cuestión que ya nadie parece negar, incluido el grupo Clarín como lo demuestra el reciente reportaje que le hiciera Nelson Castro al Jefe de Gobierno porteño.

Ahora bien, la referencia alcahueta del título parecía dirigida a "colegas" a los que les está "marcando" un "infiltrado" antes que a adversarios políticos.

¿Que hay de cierto en ésto? ¿A que se deben esas especulaciones?

Hay dos cuestiones : Una que responde a informaciones propias de servicios de inteligencia y la otra que tiene que ver con cierto sesgo que en un comienzo quiso tener el Gobierno de Macri, y que con los hechos se vio desmentido.

Según un sitio de la red la esposa de Montenegro, María José Labat trabaja en el estudio de Federico Righi, hijo de Carlos Esteban, el Procurador General, que a su vez fuera su propio estudio antes de asumir su función.

Righi, no es otro que el "Bebe Righi", el que fuera Ministro del Interior de Cámpora, y que con el tiempo se convirtiera en un prestigioso penalista.

Ambos, Righi y Montenegro fueron compañeros en el Liceo Naval Almirante Brown.

Ahora bien ¿Qué es lo sorprendente de todo este entramado de relaciones?.

La concurrencia de ambos al Liceo Naval tiene que ver con lo que sucedía con políticos de su generación y generaciones anteriores que solían concurrir a esos colegios, no obstante adoptar diversas posturas en su vida posterior.

Raúl Alfonsin, por ejemplo fue al Liceo Militar, así como Fernando De la Rúa, o el luego revolucionario Cacho El Kadri.

Es obvio que en la conformación reticular que se da en esta sociedad, lo que desde ya incluye a una corporación como la judicial hay puntos en los que todos terminan relacionados con todos.

¿O Carrió no formó parte del Ministerio Público y del Poder Judicial de Chaco en plena dictadura?

La otra cuestión tiene que ver con el sesgo que quiso adoptar el Gobierno Macrista  y que no pudo sostener.

Quiso en un principio dar Macri una imagen aséptica de "buena gestión".

A eso responden designaciones como las de Montenegro o la Narodowski, a los que se referencia en ambos casos con Gabriela Michetti.

Solía decir Macri que el reivindicaba tanto a Cacciatore y al alcalde Santiago de Chile, como a Binner o Sabbatella por sus buenas gestiones.

El tiempo, sin embargo, demostró, como demuestra siempre que las políticas no son neutras.

Narodowski con su origen de izquierda, y Montenegro con sus vinculaciones con Righi fueron los eslabones mas débiles de la cadena macrista, por lo cual, lo que subsiste es todo lo vinculado a Rodríguez Larreta, mas lo compañeros de Macri del Cardenal Newman, y sus gerentes de Boca y empresas familiares.

Esta es la "gente confiable".

La asepsia quedó desmentida, de allí el aviso de Carrió quien resguarda la "pureza ideológica", aunque en el pasado y cuando le convino se haya calzado también el traje de "centro-izquierda".


1 comentario:

Daniel Rico dijo...

Carrio esta completamente descarrilada.

Solo la necesidad de la derecha de tener un vocero para decir cualquier cosa sin temos a perder su respetabilidad explica que aun este ocupando el espacio que ocupa, tras derrotas y desvarios.

Muy bueno tu sitio, saludos!