miércoles, septiembre 09, 2009

Las oposiciones, los medios, los debates











Estaba viendo 6,7,8 y otros programas.





En algunos lugares Carlos Raimundi, en otros Victoria Donda apoyan en líneas generales la Ley de Servicios Audiovisuales haciendo expresa reserva en algunos artículos mejorables y perfectibles.





No están alineados con el gobierno, se sabe.





Basta recordar los duros cruces de Libres del Sur con el kirchnerismo cuando decidió alejarse.





Raimundi, por ejemplo, con una muy fina ironía dejaba al desnudo el autoritarismo de Patricia Bullrich en el programa de Tenembaun y Zlotowiazda, Donda en 6,7,8, dejaba al descubierto las contradicciones de Giudicci que en su proyecto de ley de radiodifusión le abría la puerta a las telefónicas, a pesar de la "indignación" que le provoca el tema en el proyecto del Ejecutivo.





Por el otro lado escuché a Pino Solanas en Tn con el dúo Silvestre Bonelli.




Con su consabida polera bordó y tratado con máxima deferencia por el dúo anfitrión (estaba a solas con ellos), comenzó hablando de la minería a cielo abierto, de Gioja, y de golpe sacó el tema de la Ley de Servicios Audiovisuales.




Allí se encargó de hablar del artículo que según su parecer le abre el juego a las telefónicas para decir que tiene "nombre y apellido".




Luego de elogiar los "21 puntos" y reafirmar que se tiene que "discutir desde ahora, no después del 10 de diciembre, pero dando idea de que la cosa podía prolongarse mas allá de esa fecha.




El bloque siguiente fue de debate acerca de la Ley de 2+2 contra 2.




Del lado opositor a la Ley estaban Giudicci y "La Piba" +2 que las ayudaban: el dúo anfitrión, del otro Diana Conti y el diputado Solanas del FPV (que no es Pino).




O sea :Pino se encargó de dar el pie "por izquierda" para cuestionar la ley, mientras que al bloque siguiente completaron la faena las "chicas de derecha" con la infaltable alusión a Chávez.




Estos pseudo debates vocingleros casualmente se difunden y no hay una sola transmisión de una audiencia pública.




O sea; Pino: en buena parte de lo que cuestionas, aunque no en todo, estamos de acuerdo.




Por ejemplo: Si vos cuestionás la preeminencia del Ejecutivo en la Autoridad de Aplicación y la cosa no sale como lo planteás ¿Vos preferís al COMFER intervenido, antes que un órgano con preeminencia del Ejecutivo pero participación casi igualitaria de la oposición, de naturaleza semi parlamentaria?
¿Por qué será que los medios no transmiten las audiencias públicas?

Pero claro, éstas son aburridas, mientras que estos "conventillos" son mas "divertidos".

¿Por qué no definen todo en "Bailando por un sueño" ?

4 comentarios:

Monikucha dijo...

Todo lo que está pasando me da miedo. Ojalá me equivoque

Anónimo dijo...

Vi todo el programa: lo de Pino, y Pino en sí me pareció de un "coqueteo" horripilante por su reputación en defensa de algunas cuestiones que no podríamos dejar de apoyar. Tuvo una sobreactuación propia de su condición artística e impropia de lo que dice representar, habló contra los monopolios de medios y estaba sentado justamente en el mas conspicuo sin mencionarlo, pero sí dijo que el proyecto tenía nombre y apellido. También vi la transmisión de las audiencias a través de internet. Descartando algunas que me parecieron un poco panfletarias, la mayoría fueron exposiciones de medios alternativos, representantes sociales, organizaciones campesinas y de pueblos originarios inédita en Argentina. Entonces, como preguntò Perez Ezquivel se està con la libertad de expresiòn o con la libertad de empresa. En esto Pino usó demasiados artilugios y tuvo demasiados baches, a mi juicio, para definirse. Fraternalmente, Alba

Anónimo dijo...

Telecom y Telefónica facturan juntas ocho veces más que el famoso grupo Clarín.

¿SE TERMINA EL MONOPOLIO?

Edukator dijo...

Esto del Triple Play es una posibilidad tecnológica que está en el aire.
Hay que ponerle restricciones al art.23.
Eso es lo que hay que discutir