lunes, agosto 10, 2009

El contraataque, el silogismo perfecto, o nada es casual (sobre como se vinculan Aguer, Fernández Miejide y los nuevos defensores de los pobres)




No tememos visiones conspirativas.

La pobreza existe, es posible que se haya incrementado, y es inadmisible.

Las tarifas de luz y gas subsidiadas primero, aumentadas ahora, encubren la ineficiencia y la voracidad de las empresas de servicios privatizadas.

Hubo en su momento errores políticos notorios de las organizaciones insurgentes de los años 70 que posibilitaron el genocidio posterior, aunque de ningún modo se lo pueda justificar, ni quedar impune.

Los juicios contra ex represores son trabados y dificultosos, y así de corrido.

Pero si analizamos bien todas las voces que se escucharon los últimos días coadyuvan a instalar en la sociedad un sentido común de derecha prehistórica aún mas conservador que el de los años 90, que a su manera era "modernista".

Vamos por partes:

La Iglesia vuelve con sus caballitos de batalla:

Por un lado las absurdas críticas a que se le enseñe educación sexual a los y las adolescentes.

Son argumentos ridículos que no valen la pena una refutación, ya que refutarlos es en parte reconocerlos.

Gente que la va de sexualmente "liberada" como el periodista Rolando Hanglin, escriben una nota en La Nación, en la que se proclama que: " Cabe destacar que Aguer es, además, un destacado intelectual, con una versación inusual en autores no-católicos como la feminista Shulamith Firestone y el marxista italiano Antonio Gramsci, a los que cita de memoria, de manera que si el arzobispo habla de que en la sociedad actual hay un "pensamiento hegemónico feminista" o se refiere al neo-marxismo en la legislación moderna, conviene escuchar sus observaciones antes que querellarlo."

A lo agrega que :"Los docentes deben enseñar las tablas de multiplicar, el descubrimiento de América y la geografía del mundo. Hoy por hoy se debería enseñar también el ritmo y la estación de las cosechas del campo argentino, los rudimentos de la cocina, oficios técnicos... ¡Y los adolescentes deberían salir del colegio con una licencia que los habilite para conducir un auto, un camión, un tractor, una cosechadora, y no sólo el MP3! Ese sería un gran avance, progresista y concreto".

Son voces que tal vez no se inquietarían si se instaurara la posibilidad de que se enseñe catequesis en la escuela pública como para que los niños que así lo deseen puedan tomar la comunión porque "el catolicismo es la religión mayoritaria del pueblo argentino" (afirmación que hoy por hoy tiene muchos bemoles)

Pero como quiera que sea ésta campaña busca reinstalar afirmaciones preconciliares y superadas por la sociedad como al menos admisibles.

La otra cuestión son las declaraciones por parte de gente que fue víctima de la represión ilegal cuyo objeto es reinstaurar la teoría de los demonios en diferentes versiones.

Un caso es el del Ex Montonero Luis Labraña al que nos referimos en otro post, que trata a los militares detenidos de "presos políticos", el otro es el de Graciela Fernández Meijide que retoma la versión militar de que los desaparecidos fueron menos de ocho mil y no treinta mil, y propone una reducción y/o conmutación de pena a los ex represores que brinden información acerca de dónde se encuentran los cuerpos de las víctimas.

No es casual que ésto ocurra en éstos momentos.

Se podrá quizás reprochar a los organismos de derechos humanos que resignaron buena parte de su visión crítica respecto de los gobiernos de Kirchner y de Cristina Fernández en razón de los avances producidos en la materia a la que se dedican, pero de ningún modo se pueden cuestionar esos avances.

Nuevamente, cuando esto se escucha del lado de algunas "víctimas" a lo que apunta es a desinstalar lo que ya estaba instalado en la sociedad, o sea de que lo que sucedió en la Argentina fue un genocidio similar al Nazi, y retrotraernos a una situación como la chilena en la que la principal avenida de Santiago se sigue llamando 11 de Setiembre en homenaje al golpe de Estado de Pinochet, mientras ya se han sucedido dos administraciones auto denominadas "socialistas".

Las tarifas de luz y de gas sufrieron aumentos insostenibles para buena parte de la población.

Según diversos economistas y según los propios representantes de las empresas, lo que en verdad sucede es que diversos sectores aprovechando el congelamiento se consumen esos servicios en forma muy superior a la de la etapa previa al congelamiento de tarifas, y que su incremento sólo llevaría la situación a los niveles del 2001.

Este razonamiento es falaz y omite varias cuestiones:

Primero, que la devaluación significó una notoria disminución del poder adquisitivo de la mayor parte de la población, y que el congelamiento de los precios que hacen a la economía de sectores medios y populares era lo que sostenía al "modelo".

En segundo lugar que ni los precios disminuyeron, ni los ingresos aumentaron para los sectores que perciben ingresos fijos o precarizados, al menos al ritmo de la inflación real, por lo que es dudoso que los consumos de energía se hayan incrementado tanto, y si así fuera, éstos estuvieron financiando el incremento de precios para otros consumos también necesarios, aunque su "necesariedad" no ostente un carácter tan primario.

En tercer lugar que a las empresas de servicios se las estuvo subsidiando, a partir de ingresos tributarios basados sobre todo en impuestos indirectos, por lo que la mayor parte de la población, y, sobre todo los mas humiles, estuvieron sosteniendo el precio de las tarifas.

Pero, inusitadamente Clarín se preocupa por el incremento de tarifas, tanto como ayer bregaba por su aumento.

En cuanto a los notorios avances en materia de derechos humanos, Fernández Meijide propone la reducción de penas a los represores que revelen dónde se hallan los cuerpos de sus víticmas, mientras que otros como el Ex Montonero Luis Labraña postula que lo que sucedió en el país fue una "guerra", y, que por ende, los represores detenidos deben considerarse "presos políticos".

Como decíamos en algunos párrafos mas arriba, y como ya lo habíamos dicho en mas de una oportundidad, puede que los organismos de derechos humanos, conformes con los avances en la materia que su razón ser, hayan resignado toda visión critica respecto del Gobierno de Kirchner, y del de Fernández de Kirchner, pero ello no implica justificar la lógica del indulto, so color de una presunta autocrítca de los que formaron parte de los grupos insurgentes.

La "autocrítica" fue política, y se hizo, aunque ese análisis nunca concluya, como jamás concluye el análisis sobre los fenómenos históricos determiantes.

Pero las acciones criminales desatadas desde el Estado no merecen otro trato que el recibido por los Nazis, que aún hoy son perseguidos penalmente aunque los últimos que se encuentran vivos sean de avanzada edad.

En nuestro país, por otra parte, la solución conforme a "Nuremberg" y no a las de las Comisiones de Verdad vino a liquidar un ciclo de inestabilidad y de continuas e interminables venganzas políticas ante la ausencia de justicia institucional.

Finalmente nos toca hablar de los nuevos y curiosos defensores de los pobres como Biolcati, Bergoglio o Ratzinger.

Aparte de ser obsceno oir hablar de pobreza a esos personajes, sospechamos que detrás de estas preocupaciones parece existir un subtexto que es el siguiente:

"Los que hablan de derechos humanos", los que "critican al modelo neo liberal", los "progresistas" no solucionan el problema de la pobreza, ni la distribución del ingreso, por lo que poco importa si mañana Videla y Martínez de Hoz tienen un monumento.

De allí a encontrarle el lado virtuso a esos personajes hay un paso.

Es un silogismo perfecto que parte de premisas en muchos casos verdaderas para llegar a conclusiones falsas.

Honduras nos demuestra que el golpismo no está tan muerto como se suponía, tanto como la caída del régimen comunista de Yugoeslavia demostró que la "balcanización" tampoco lo estaba, o lo propio respecto de las simpatías nazis como en su momento lo demostró el triunfo de Haider en Austria.

Que como diría Susana Giménez los dinosaurios siempre parecen estar vivos










2 comentarios:

Monikucha dijo...

Pobre Grace, es una idiota útil al servicio de los golpistas. ¿Puede ser tan inocente esta mujer o está jugada?

Edukator dijo...

Creo que es coherente con lo de toda su vida.
Ya en la CONADEP era la versión "moderada" de los derechos humanos en contraposición a la "desaforada" de HEbe de Bonafini