viernes, julio 24, 2009

Lilita y Margarita, tercera parte conclusión



Algo unió a Lilita y a Margarita y terminó con seis años en los que ni siquiera se saludaban, eso fue Kirchner.



En las elcciones del 2007 Margarita se negó a apoyar a Roberto Lavagna como habia resuelto la UCR, por lo que formó su grupo GEN, se presentó a Gobernadora y apoyó la candidatura presidencial de Elisa Carrio.



Obtuvo un resultado superior al que en aquella oportunidad obtuvo su ex partido la UCR y el candidato de Union Pro Francisco De Narvaez.
Ante el resultado auspicioso decidió volver a presentarse en esta oportunidad.



El marketing, la billetera gigante, Tinelli y el ninguneo de los medios dieron lugar a que la polarizacion del voto opositor fuese a favor de ese Frankenstein al que ya nos referimos en otra oportunidad llamado Francisco De Narváez.



Pero de todas formas su resultado fue mejor que el obtenido por Lilita en su distrito a quien Pino Solanas le arrebató el segundo puesto por muchos puntos, con la agravante de que hasta último momento el ingreso de la chaqueña a la Cámara estuvo en duda, ya que se habia ubicado en un tercer lugar en la lista para no confrontar con Gabriela Michetti.


El gobierno llamó al diálogo político, dadas las circunstancias existentes.


El radicalismo finalmente decidió concurrir.
Lilita entonces se ofusca y decide no ir, tal como ilustra Ignacio Copani en su Marcha de la Oposicion que acompaña a este post.


Cuando Margarita decide ir de todos modos los adlateres de Lilita la critican y llegan al punto de calificiarla de "traidora".


Y acá entra a jugar Patricia Bullrich quien la compara con Borocotó haciendo caso omiso de su propia trayectoria como saltimbanqui.


No se sabe si Patricia al tomar esa actitud apeló a sus antecedentes como "comandante" de la "orga" o a su pertenencia de clase con la que se reconcilió, o sea como "patrona de estancia".
Pensar que esta gente era la que acusaba a los Kirchner de "no dialogar" y de ser "soberbios".


Pero mas allá de estas anécdotas lo cierto es que lo que parece disputarse son dos modos de enteder la construccion politica, debate que debera encararse en otros espacios también.


De un lado tenemos a la figura mediática que sin aparentes medicaciones de otro tipo reclama fidelidad, del otro a quien en forma militante y paciente ha encarado un proyecto politico.


Brindando otra lectura se podría decir que cada vez que Margarita queda en minoría se escinde y forma otra cosa:


Cuando quedó en minoría en la UCR formó GEN, y cuando quedó en minoría en la Coalición Cívica se apartó.


En una nota del diario Página 12 el periodista Eduardo Aliverti que no concuerda con Carrió como es de público conocimiento, pero estima que el gesto de la chaqueña en parte se sustenta en el carácter poco representativo de partidos y oragnizaciones sociales (inclueyndo a la Mesa de Enlace), por lo que una y otra cosa son meras puestas en escena.


* * *



Pero no es el objeto de esta nota discutir acerca de la pertinencia del así llamado "diálogo político", sino acerca de la formas organizativas y del sistema de decisiones que se adoptan en el presente tomando como ejemplo al radicalismo: el siempre reputado como el mas estructurado de los partidos tradicionales.


Dicen los fiósofos Negri y Hardt que en cada época del capitalismo a cada forma organizativa estructuada "desde arriba" se le opuso otra similar "desde abajo"


Para ser breves historiamos la correspondencia entre:


El primer capitalismo y las primeras asociaciones obreras, el Fordismo y el Taylorismo y los grandes partidos y grandes sindicatos, la guerrilla y la contrainsurgencia, y según los autores, la actual estructuración en red y la respuesta reticular correspondiente.


Ësto de la estructuración en red no se verifica necesriamente como una reivindicación de la horizontalidad y de la democracia.
Por ejemplo: grandes empresas, o el complejo militar industrial de EEUU tienden a exhibir esa forma, así como grupos terroristas del estilo de Al Quaeda.


El tema da para mucho más, pero sentemos a partir de aquí una primera aproximación.
* * *



Para tomar el caso particular del radicalismo digamos que el espacio que originarimente ocupaba el partido UCR no le ha sido arrebatado, sino que se ha reconvertido.


Esa reconversión da una idea de que lo que originariamente era un partido tradicional y estructurado, con corrientes internas que dirimían liderazgos personales y disidencias ha devenido pan-radicalismo (otro tanto se podría decir del pan-peronismo).


De lo anterior se puede inferir el por qué no obstante el espacio perdido, la UCR no ha perdido predicamento y mantiene su lugar en la sociedad, como ha sucedido con el peronismo, y como no ha sucedido, por ejemplo con el Frente Grande, y con la agrupción de Luis Zamora.
* * *



El radicalismo en red ¿Cómo ha quedado conformado entonces?

Tenemos, por un lado, a la Coalición Cívica, por el otro al grupo GEN de Margarita Stolbizer, al Cobismo, y finalmente a la antigua Unión Cívica Radical.

El costo de la disidencia no ha sido alto, lo que puede verificarse fácilmente si se realizan comparaciones con otras etapas históricas.

Mientras que en los momentos en que la UCR se dividió entre UCRP y UCRI, ello implicó la elección de caminos políticos distintos y divergentes en la actualidad todos los que se fueron volvieron, pero volvieron de otra forma.

En todo este marco ¿Cuál es la diferencia entre Cobos, o Soltbizer por un lado, y Lilita por el otro?


La diferencia radica en que en los dos primeros casos la construcción partidaria ha influído de una manera en que la construcción mediática del últmo caso los ha difernciado .


En el caso puntual del "diálogo", quien es militante partidaria sabe interpretar que a un gobierno que ha perdido buena parte de su consenso, pero que no está liquidado, no se le puede rechazar el convite, así sólo se trate de una cuestión "gestual".


Lilita, en cambio, creyó en su personaje, ése que tan buenos réditos le dio en un instante, pero que no se puede adaptar al siguiente.


La otra cuestión es no haber sacado experiencia de lo que a ella misma le sucedió.


Ella pudo aliarse al radicalismo que había abandonado basándose en la legitimidad que le confieren los votos y las encuestas, igual que Stolbizer, y que Cobos que en otro momento fuera deshonrosamente expulsado.


Argumentar "traiciones" como lo hace "La Piba", es por demás absurdo en este contexto.


En suma:


Se consume poder de los medios que son quienes lo detentan, el radicalismo no obstante ello pudo sobrevivir en base a la supervivencia de su estructura tradicional.


Y del otrora partido orgánico ha surgido una red que preserva la identidad del espacio aunque en forma mas laxa que en otro momento.


Este es un punto de partida para debatir que clase de partido y que sistema de decisiones se debe adoptar.

3 comentarios:

Marcelo Falak dijo...

Muy bueno! Buen blog, con mucha reflexión.

Monikucha dijo...

La piba no tiene cara. Muy buen la 3era y última parte de la biografía política

ANDRES A. MERENDA dijo...

Lo de Lilita Carrio y Margarita, era lolgico que ocurriera, siempre este tipo de personas como Margarita, que aprovechan como llegar, porque no son capaces de llegar por si mismo, jamas se puede comparar con Lilita Carrio, jamas, la supera mas de 100 veces, en todo, lejos,y se olvidan de como llegaron o quien las hizo llegar.
Son traidores, Margarita era una de esas que esperan la oportunidad para ser lo que es, una traidora, yo que Lilita jamas le daria la cara y la echaria por taidora y aprovechadora
Me llamo ANDRES MERENDA Presidente de la Red Provincia de San Juan.
andresmerenda@yahoo.com.ar