sábado, marzo 08, 2008

Los pioneros del Lago Pacìfico (un proyecto para acabar con las inundaciones de la Ciudad de Buenos Aires)




Dos terribles lluvias azotaron la semana pasada a la Ciudad de Buenos Aires, y nos dieron la pauta de que existía un viejo problema irresuelto.






La Ciudad, como se sabe, se inunda irremediablemente con costos varios que periódicamente deben soportar sus habitantes.






Se sabe que desde la gestión de Ibarra se había aprobado un crédito internacional para financiar una obra de "túneles aliviadores" que serán costosos y que beneficiará a alguna gran empresa con capacidad de inversión.






Un grupo de vecinos con 13.ooo firmas viene desde hace 8 años proponiendo la construcción de un reservorio a cielo abierto al que denominaron Proyecto Lago Pacífico-Plaza Mayor.






El actual Jefe de Gobierno promete solucionar el tema cuando concluya su mandato, tiempo presunto que considera que tomará la realización de la obra proyectada.






El ex Jefe de Gobierno se adjudica la paternidad de la criatura en razón de haberse aprobado el crédito que finaciará la obra





Pero el Ex Ministro (entonces Secretario) de Obras Públicas de la Ciudad durante esa gestión Abel Fatala, hoy funcionario del Gobierno Nacional salió a decir que la solución del problema la brindaba el Proyecto del Lago Pacífico- Plaza Mayor.



Fatala en su momento criticó el proyecto de los vecinos por considerarlo inviable, ya que en los tiempos en que ejercía su responsabilidad como Secretario de Ibarra era partidario de crear reservorios bajo tierra.



Una vez que dejó la función cambió su posición y comenzó a ponderar el proyecto de estos pioneros de Palermo.



No poseemos elementos técnicos para analizar la viabilidad de proyecto. Sin embargo a simple vista parece razonable, barato, hecho con una concepción participativa, y con el sentido de preservar el espacio público.

El economista Juan Urrutia ha elaborado el concepto de la "lógica de la abundancia" en donde la agregación de un elemento no genera un juego de suma cero sino que no posee costo adicional alguno.


Daba entre otros ejemplos el de los pioneros del oeste americano que emprendieron la ocupaciòn de espacios en forma gratuita, y que abrieron por esa vìa nuevas oportunidades al mercado.



Es factible analizar si algo así n sucede en esta oportunidad.



El pujante barrio de Palermo, y los crecientes negocios de diversas inmobiliarias se verán afectados si no se soluciona el problema de las inundaciones.



La búsqueda de un lucro inmediato perjudica la generación continua de lucro.



Un proyecto de bajo costo y de un solo año de realización, rodeado de una serie de emprendimientos que lo harían estético y rentable puede resultarle atractivo.



No por nada, antigüos opositores a la idea como Abel Fatala hoy la apoyan, y, se rumorea que hasta en el elenco macrista algún sector comienza a verla con agrado.



¿Será ésta una red que en contró una grieta?

1 comentario:

Teriurka dijo...

Gracias por tus comentarios y tus palabras en nuestro blog. Me estoy mirando detenidamente el tuyo.

Un gran abrazo:

www.lacoctelera.com/silviorodriguezpuntog