domingo, febrero 24, 2008

Fidel y la Argentina (las cuatro veces que Fidel visitó la Argentina)



Siempre sucede que en ocasiones se cuentan anécdotas cuya veracidad no está del todo acreditada, pero por algún motivo resultan verosímiles.

Eso sucede en muchos de los episodios de la vida de Fidel Castro de los que no están excentas sus vistas a nuestro país.

Fidel visitó nuestro país cuatro veces, la primera en marzo de 1959 a apenas dos meses de haber triunfado la Revolución.

De esa visita se dicen muchas cosas:

Se dice por ejemplo que el haberse entrevistado el líder cubano con el entonces Presidente argentino Arturo Frondizi, determinó que junto con la vista que un par de años después realizara el Che Guevara, las Fuerzas Armadas las agendasen como excusas que sumaron "argumentos" al desplazamiento de Forondizi en 1962 vía golpe de Estado.

Se cuentan también otras anécdotas:

Se dice que Fidel quiso conocer antes que nada las Villa Miseria y no los lugares lujosos que le querían mostrar.

También se dice que estando en la Costanera, y ante la invitación de sus anfitriones para ir a comer a algún restaurante lujoso, el prefirió degustar un criollo "choripán" ofrecido en uno de los puestos ambulantes que estaban frente al entonces todavía no tan contaminado Río de la Plata.

Lo que el mismo Fidel recuerda en diversos reportajes que el visitó a su Tío gallego Gonzalo Castro Argíz, residente en la Argentina desde hacía mucho tiempo, un hombre que según Fidel era "de carácter dulce, distinto al carácter autoritario de mi padre", porque sucede que la de Fidel así como otras familias de inmigrantes gallegos halló a principios del siglo XX una parte la Argentina y otra Cuba como destino (no por nada los cubanos, igual que nosotros, apodan "gallegos" a todos los españoles). Las entidades "gallego-argentinas" saludaban entonces al héroe de la Sierra Maestra como un hijo pródigo (claro que todavía no adivinaban el rumbo socialista que iba a adquirir la revolución).

La segunda visita fue mucho tiempo después, a mediados de los 90 para una de las Cumbres Ibero-ammericanas celebradas en Bariloche:

Eran las épocas en que Carlos Ménem aprovechaba las cumbres internacionales para elegirlo de contricante, ante las mas de las veces actitud indiferente de Castro, quien sabía de sobra que el entonces mandatario argentino no le llegaba ni a los talones como para darle el status de enemigo.

En esa visita se hizo famoso un reportaje jocoso que le hiciera el periodista Andy Kutznesoff para el programa "Caiga quien caiga", por lo que a partir de allí recibió un notable impulso ascendente en su carrera.

Fue la cumbre en la que Juan Carlos de Borbón apareció con atuendo veraniego, pasando por alto el clima frio y todavía invernal de la Patagonia.

Mientras Ménem y Juan Carlos protagonizaban bloopers, Fidel se mostraba amable. sociable, y amplio con la prensa, muy lejos de la imagen de "tirano" que siempre quisieron adjudicarle.

A la tercer visita me voy a referir al final de este post por razones que se entenderán.
La cuarta y la última, fue para la Cumbre del Mercosur ampliada que se celebró en Córdoba. El ajetreo no fue bueno para su salud. Un mes después delegó prvisoriamente el mando en su hermano Raúl.

En esa visita fue increpado por el tema "Hilda Molina" por un periodista cubano-americano, visitó con Hugo Chávez la casa-museo de Alta Gracia en la que Ernesto Che Guevara pasara su infancia, y mantuvo una pequeña polémica con Nestor Kirchner acerca de las cifras de mortalidad infantil en la Argentina, que concluyó amablemente con un "aunque sean las cifras que tu me pasas debes reducirlas porque sé que tu puedes". Terminó esa visita con un masivo acto en el Estadio Chaateau Carreras de Córdoba, a ella nos referimos en alguna oportunidad en este mismo blog.

Pero ahora me voy a referir a la tercer vista a la que deliberadamente dejé para después:

Fue en 2003 para la asunción de Kirchner. Fidel había concurrido invitado como Jefe de Estado.

Su visita era significativa tras una década, o mas, de absurda prédica en pro de la "globalización", y del supuesto acceso de la Argentina al "Primer Mundo", que derivó en la aguda crisis del 2001.

Se había anunciado que Fidel concurriría a la Facultad de Derecho de la UBA a brindar una conferencia para estudiantes de esa Casa de estudios y para el público en general.

Pero al poco tiempo la concurrencia de público era tal que cualquier salón de la Facultad resultaba imposible para albergarla.

Mientras mas y mas público se concentraba en la Avenida Figueroa Alcorta y en la Plaza Francia, el canciller cubano Felipe Pérez Roque con una maestría abosluta se dirigió a la concurrencia, prometiendo que "daba su palabra revolucionaria de que en una hora el Comandante Fidel Castro les iba a dirigir la palabra".

El público esperó con paciencia, Pérez Roque los invitó a deponer cualquier cántico con insultos a personajes que en verdad lo merecían y a correrse hacia el fondo para dejar lugar y evitar que "nadie saliera lastimado o perdiera la respiración".

En este país en donde pasa lo que pasa en recitales de Rock y partidos de fútbol, era increíble como la multitud actuaba civilizada y solidariamente.
Fidel apareció a la hora prometida.

Su discurso fue un crescendo que se inició hablando de las circunstancias que habían llevado a la charla a lo que agregó que se sentía como si estuviera "en la Plaza de la Revolución", siguió a pedido del público con referencias al Che Guevara , y fue deslizándose entre un tema y otro de actualidad en donde no faltó prácticamente nada.

Habló del Alca y de lo que significaba, de cómo se había combatido en Cuba el analfabetismo y de lo que significaba su supervivencia en el mundo.

Se refirió a los "espaldas mojadas" y al tema migratorio para contraponerla a la hipocresía de los medios occidentales cuando hablan de los "balseros", y de cómo esos "balseros" reciben en USA el trato que ningún inmigrante recibe.

Dijo que nuestro país podía estar mejor y ser mas equitativo aún por la senda capitalista de crecimiento.

Terminó refiriéndose a la amenaza bélica que constituye la política de Bush.

Respondió al público cuando se dirigía a él coreando "¡Que tiene, que tiene, que tiene Fidel que los imperialistas no pueden con él¡" "Los tenemos a ustedes", como una elocuente forma de demostrar como el mundo puede formar un sólo pueblo, y cómo, mas allá del rol de las grandes personalidades la historia es siempre una creación colectiva.

Terminó diciendo que la suya era una "batalla de ideas" , y de forma íntima y casi susurrante se despidió con un "¡Viva el género humano, viva América Latina, Patria o Muerte, Venceremos, hasta la victoria siempre¡".

Sentí que era una despedida. Una despedida de esta Ciudad que le resulta tan lejana y tan cercana al mismo tiempo. La victoria ya no bajaba de la Sierra Maestra, se iría apoderando de las cabezas y de los corazones en una incesante "batalla de ideas", porque, en definitiva, las buenas ideas son las que sobreviven



6 comentarios:

Ramo!! dijo...

Imposible olvidar la antúltima visita del Comandante!!.

(en el artículo tenés mal el año de asunción de Kirchner, pusiste 1983)

Mario Posse dijo...

Che, vieron que bueno está Buenos Aires??!!!

Pucha, no te digo, este Macri sí que sabe hacer las cosas. Y ni siquiera tuvo que pedir una orden judicial (total para que, es gastar papel), lo hizo solito, solito. ¿Para que se va a andar metiendo con cuestiones tan estupidas como la LEY o los DERECHOS? Esas cosas son del siglo pasado, como dijo la otra vez en su discurso. Este es un siglo nuevo, un siglo nuevo para la gente de bien (........). Porque esos que sacaron no eran gente de bien....si ni siquieran tenian un IPOD para escuchar musica o una NOTEBOOK para llevar las cuentas de su trabajo. No, no, ya te digo, Macri dijo que iba a limpiar la ciudad para la gente. Y parece que Macri cumple sus promesas.

Ya barrió a los cartoneros de Belgrano. ¿Qué es lo que sigue? ¿El Centro Social? ¿El Centro de Salud? ¿La Escuela de la esquina? ¿Tu casa? ¿Mi casa? ¿Tus derechos? ¿Los míos?

Paremosle la mano, que por algo estamos en democracia.

www.lavictoriaeseltrabajo.blogspot.com

Sebas dijo...

che esta mal la fecha de visita de fidel me parece.
hacia mucho que no pasaba por aca. un abrazo grande, espero que las cosas estén de maravilla. esa idea de la escuela como fue? un abrazo.
sebastian

Edukator dijo...

¿Que tal Sebas tanto tiempo?
Las fechas de las visitas son las correctas según mi parecer, pero si viste algún error decímelo.
Lo de la Escuela Cooperativa no avanzó por ahora, pero podríamos retomarlo no?

Joaco dijo...

Fidel hablo en la facultad de derecho en 2003 y no en 1983...
"Fue en 1983 para la asunción de Kirchner. Fidel había concurrido invitado como Jefe de Estado."

Y fijate que fue en la asuncion de kirchner, que no fue la de 1983, ese fue otro.

un abrazo, y aguante el pueblo cubano, su revolución y el comandante Fidel Castro.

Edukator dijo...

¡QUe gil! Puse 1983.Tenés razón. Ahora lo corrijo. Encima estuve. Debe ser una jugada del inconciente para ser veinte años mas jóven.
Gracias