martes, octubre 30, 2007

Lo pequeño es hermoso (Sobre el voto a Lozano y a Pino Solanas)



Las elecciones no han deparado mayores sorpresas.

Todo transcurrió en el marco de lo previsible, y aunque los viejos partidos ya no existan en su formato tradicional, digamos que la forma en que se distribuyó el elctorado reproduce el viejo River-Boca de los años 50, aquel de Peronismo vs Radicalismo.

De un lado los que dicen que como salimos de las crisis debemos seguir así y festejar alborozados, a riesgo de retornar al menemismo en caso contrario, del otro los que hacen una genérica denuncia contra la "corrupción" y la "concentración del poder", creyendo que Kirchner es Chavez, y que Buenos Aires es Bagdad debido a la supuesto inseguridad reinante.

Sin embargo, una nueva minoría asoma. Es la minoría conciente que en esta oportunidad se ha expresado votando a Pino Solanas y a Claudio Lozano sobre todo en la Capital.



Acá no se trata de analizar las cualidades personales de los candidatos antes nombrados, ni de preguntarse si en definitiva no forman parte del sistema político.



Lo interesante del fenómeno que Lozano y Solanas han descubierto a un sector de la sociedad que no se conforma con las opciones mayoritarias y que prentende un cuestionamiento mas profundo al modelo vigente.



No es el que han captado el voto del "progresismo volátil" aliancista- zamorista, que facilmente puede emigrar posturas conservadoras tras descargar su "bronca" en momentos álgidos.



Tmapoco el de una izquierda repetitiva y dogmática que mas que encerrada en un ghetto, parece estarlo en una habitación de dos por dos sin ventanas que conecten al exterior.



Se trata quizás de los habitantes de una isla que encienden un faro para hacerse visibles en el continente.



¿Podrá este espectro dejar de ser el de un 5% de votantes para pasar a serlo de activistas vinculados a la denuncia estrcutural y no simplemente anecdótica.



¿Será posible convocar a una red de militantes no tan sólo denunciantes sino también constructores de una nueva alternativa dentro de la sociedad, aunque no sea en la forma tradicional de partido-movimiento?



El tiempo lo dirá. Pero quizás sea posible empezar por ese 5% convnencido, antes que desesperarse por conquistar mayorías volátiles

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hago notar simplemente que a nivel nacional fue solamente el 1.5%.Si pensamos que el Frente Grande comenzó, como Fredejuso en el 91, con menos de eso, no es para desalentarse.

Predicad0r ∞(...)∞ dijo...

No iba a votar a Solanas. Del 91 en adelante, cuando votè, sistematicamente lo hice por partidos de izquierda.

Digamos un voto testimonial como casi todos los que votamos (salvo los fanaticos), porque elegimos de un menù que no armamos y de un restaurante en el que no queremos sentarnos (hasta los que votan a ganador, mi hipotesis es que prevalece el descarte pragmatico).

Iba a votar por el MST en coincidencia con la anterior votacion, pero por esas casualidades de internet me vi enfrascado en una discusion sobre las propuestas de Solanas y por otro lado en Rosario iba como candidato Carlitos Del Frade, eso termino inclinando mi voto.

El % global fuè el 1,5 pero alcanzo para estar sobre los globales de fuerzas con un armado anterior y con recursos financieros incomparables (caso Sobish)

Saludos

Ramo!! dijo...

El problema es el mismo de siempre, esa "intransigencia extrema" de las izquierdas que hacen que seamos montontes de 5%, 1%, 2% desperdigados, en vez de ser un solo número con intereses en común.

Anónimo dijo...

Un amigo dijo:

SEGUAL
(Minghito Tinghittella)

PORQUE NO TE CALLAS?
(Juan Carlos de Borbón y Borbón i.e Borbón al cuadrado)

Algun agregado a la nota del blog edukadores del 29/10 y el posterior comentario de Peluffo, sobre los comienzos similares del Frepaso “que comenzo con menos del 5%” de los votos obtenido en Capital, y que induce a una lectura a dos puntas, ya que puede agregarse “...mira el recorrido que hicieron y como terminaron...”

Parece que las expectativas generadas alrededor de éste enunciado “faro del 5% de votantes, posible inicio de una alternativa” permite una lectura distinta.

Quizás por el poder frustrante que pueda tener sobre las expectativas de una parte de la población que apuesta nuevamente a que cierto “progresismo” pueda tener de alternativa al orden reinante, pues ahora como entonces, el marco a NO superar es el de la Social Democracia.

DE MAYOR A MENOR

Este marco se verifica sobre aquello de lo que no se da cuenta, asi, energia, recursos, privatizaciones, desarrollo y demás, pertenecen a esferas de lo circunstancial no pudiendo tratarse dentro de formas de desarrollo y planificación socialistas, que no llegan siquiera a mencionarse.

No habrá comentarios (públicos) cuando con obscenidad infrecuente el Monarca y su banda, autora en nuestro país del saqueo del Petróleo, Gas, Puertos, Ríos, Mares, Aerolíneas, Teléfonos, etc, tratan con sus intervenciones de poner orden en las Neocolonias.

Habrá si, exposición pùblica sobre temas varios, Indec, tratamientos del ABL y como cobrárselo al mismísimo Macri, pero NO sobre la cumbre de Santiago y las definiciones que alcanzó, y sobre todo en los integrantes de Capital, no se tratará sobre la experiencia de Bolivia, Ecuador, Venezuela, cosa quizás esperable, de integrantes de la lista por la Pcia. de Buenos Aires.

Sería raro también ya en marcos más acotados, definiciones sobre Puerto Madero, Retiro, Villa 31, Santa Maria del Plata, isla Demarchi, el Puerto, Ferrocarriles, Corporación del Sur, varios etc, puestos bajo la órbita de Macri en lo que a él atañe: dominios, zonificación, etc.

Así, las expectativas de.... “dejar de ser el de un 5% de votantes para pasar a serlo de activistas vinculados a la denuncia estructural y no simplemente anecdótica”.....parecen no tener asidero, se acerca mas a una respuesta circunstancial dada para las elecciones del momento.