miércoles, agosto 30, 2006

Blumberg, soberbia e ignorancia


Esta nota fue escrita hace dos años cuando Blumberg convocaba a su primera marcha, y cuando todavía no se había comenzado a terminar de destruir el Código Penal con su concurso. Hoy vale la pena reflexionar sobre ésto cuando muchos de los que lo cuestionan también en su momento le dieron "aire":

En una reciente nota que le hace la revista "Hecho en Buenos Aires" Eugenio Raúl Zaffaroni dice "menos mal que existieron Copérnico y Galileo, porque si las encuestas indicaban que la mayoría de la gente sostiene que el sol gira alrededor de la tierra ellos (los políticos) lo estarían sosteniendo".

Estaba hablando de lo que se veía venir a raíz de la explosión mediática del tema Blumberg.

A lo que genéricamente se denomina progresismo ¿Que lo hace dudar respecto de la caracterización que debe hacer del Señor Blumbreg y sus propuestas?

Básciamente que es un padre dolido y que moviliza, o ha movilizado ,mucha gente, por eso a lo sumo se dice que"está siendo utilizado por la derecha". Ambas cuestiones son falaces y veamos porqué:

Es un padre dolido, y ha sufirdo una de las peores desgracias que se pueden sufrir en esta vida, pero no por eso se volvió reaccionario. El Señor Blumberg era reaccionario y respondió a la desgracia que le tocó padecer con la estructura ideológica que ya poseía.

Blumberg no está siendo utilizado por, sino que "es"de derecha.

Las Madres de Plaza de Mayo han sufrido la misma desgracia a manos del Terrorismo de Estado, y aún en sus versiones mas radicalizadas jamás bregaron por el endurecimineto de las penas contra los que asesinaron y torturaron a sus hijos, sino por la aplicación de las penas existentes en el Código Penal (no podrían hacerlo dado el carácter irretroactivo de la Ley Penal,pero hay antecedentes como los de Nuremberg), no invocaron la venganza, ni la utilización de la violencia, aunque tendrían motivación suficiente para invocarlas.

Pero la misma sociedad que "comprende" a Blumberg las juzga duramente a ellas.

La misma gente que ve mal que Hebe de Bonafini se oponga a la participación de los Gobernadores en el acto de conmemoración de los acontecimientos de la ESMA, es laque no ve como grotesco que Blumberg colegisle y rete a los legisladores como si fuese el consorcista que regaña al encargado por su ineficiencia.

El hecho de que haya movilizdo mucha gente no valida tampoco lo que propone este Señor.

También movilizó mucha gente Hitler. En nuestro país ls manifestación de Corpus Christi previa a la "Revolución libertadora" también movilizó mucha gente .

Los mineros de "El Teniente"eran obreros y hacían huelga pero en el marco de una estrategia golpista contra Salvador Allende.

O sea que también hay movilizaciones reaccionarias y este es el caso.

Pero hay otras cosas para considerar:Todo lo que propone Blumberg es una acabada muestra de ignorancia y soberbia.

Primero porque está demostrado en el mundo que el endurecimiento de las penas es mas ineficiente cuanto mas grave es la falta cometida. ¿O quien no mata al padre no lo hace porque el Código Penal determina en su artículo 80 que para el caso de homicidio agravadopor el vínculo corresponde reclusión perpetua? ¿O el que lo hace no lo haría si la pena fuese por ejemplo, lamuerte?

Obviamente no es así, ya que el agravamiento de las penas podrá disuadir de no robarse las perchas del hotel a quien estaba dispuesto a hacerlo pero no al que está decidido a cometer un delito grave.

En todo caso es la eficacia en el cumplimiento de las leyes vigentes lo que podrá tener mayor efecto disuasorio (salvando otras cuestiones mas profundas y vinculadas con la distribución de la riqueza) y no el agravamiento de lo que no se cumple.

La edad de la imputabilidad es otra muestra más de ignorancia por parte de Blumberg y comunicadores varios, con el concurso de políticos complacientes.

Porque entre otras cosas, el menor que delinque y que no es imputado de un delito, posee un régimen en algunos casos peor que el de los adultos.

En efecto, se supone que el Juez de menores que detiene a un menor no está aplicando una pena sino una medida de seguridad, por lo que puede dejarlo indefinidamente en una "tumba" ya que no posee límite temporal.

Por otra parte el Código Penal posee un método que inplica una lógica, y que se ordena conforme al bien jurídico tutelado.

Por eso el primer título es el de los delitos contra la vida, el segundo contra la integridad física, y así de seguido.

Si por diversas cuestiones espasmódicas se altera esta lógica, ya sea porque un u otro delito se pone de moda, dará lo mismo cometer delitos mas graves o mas leves.

Este principio por otra parte tiene mas de 200 años de vigencia y fue enunciado por el Marqés de Beccaria en el s XVIII.

Fue este hombre, un noble vinculado al pensamiento de la ilustación, quien planteó la idea de la proporcionalidad en la aplicación de las penas, ya que el régimen indiscriminado de la inquisición y del absolutismo no sólo se demostraba como arbitrario,sino también como ineficaz. Los suplicios devenían en muchos casos verdaderas rebeliones populares.

O sea el garantismo no es de "izquierda" como podrían suponer Laje y Doña Rosa, sino "liberal" y formulado por la partidarios del "orden". Si la izqueirda de origen socialista lo comenzó a invocar fue en parte como una herencia de la tradición liberal y para cuidarse el pellejo.

Pero en fin, confusión es lo que reina en estos momentos. Recuerdo que en los días posteriores al 19 y20 de diciembre del 2001 escuché en un bar de Acoyte y Rivadavia la siguiente conversación mientras por la televisón aparecía la dirigente troskysta Vilma Ripoll,el día de la asunción de Duhalde:
Señora 1 : A esos habría que fusilarlos
Señora 2 : Es cierto, la policía se equivoca porque en vez de pegarle a esos, le pega a gente normal
Señora 3 : Claro, esto con los militares no pasaba, No como ahora que se ve a las chicas fumando porro en laplaza

¿En que país en que se produce una redistribución regresiva del ingreso en poco tiempo no crece la violencia?

Una estadística de hace tes años del Banco Mundial decía que el país en el que menos delitos de sangre de América se producían era Chile, le seguía Uruguay, y en tercer lugar estaba Argentina.

Pero en este país, una tradicional sociedad de clase media, que se ha convertido en una sociedad con mayoría de pobres no asumidos, éstos nuevos pobres prefieren identificarse a través del tema seguridad antes con el Señor Blumberg que con los piqueteros a travésdel tema desocupación ( que sí cortan calles e impiden la libre circulación, no como ellos que son ciudadanos indignados que protestan).

Es misión de lo política bien entendida no perder su rol docente

2 comentarios:

palabras errantes dijo...

Todos con Blumberg , cómo no

Todos con Blumberg contra los que se suben a su tragedia para que la bronca y el odio redunden en una mentalidad fascista.

Todos con Blumberg contra los que exigen mano dura a mano de la delincuencia uniformada que propició el asesinato de su hijo.
Todos con Blumberg contra los que con sus arrebatos facilistas estimulan las mafias policiales, los grupos parapoliciales, las bandas de policías y militares retirados, el gatillo fácil de la policía, las ejecuciones de los policías.

Todos con Blumberg contra Radio 10, contra Canal 9 y contra todos los nazis de medio pelo que le llaman "justicia" a ajusticiar a mansalva.
Todos con Blumberg contra los que diferencian a los muertos y sólo salen a la calle cuando hay un asesinado emblemático de la ciudadanía "bien pensante" y se quedan en sus casas cuando la policía ahoga en el Riachuelo a un adolescente desamparado de los suburbios.

Todos con Blumberg contra la masacre policial de Ingeniero Budge, de Santillán y Kosteki, de Bulacio, de Bordón, de Núñez, de Bru y de todas las masacres policiales y de fuerzas de seguridad que tal vez podrían haberse evitado si hubiera habido antes una reacción como la del jueves.

Todos con Blumberg contra el aparato peronista bonaerense y contra las intendencias del conurbano que trazan zonas liberadas para operativos y secuestros, y transan con la policía y transan con los delincuentes, valga la redundancia, para garantizarse su volumen de negocios y el apriete a los núcleos opositores.

Todos con Blumberg contra todos los que siguen votando a esos tipos.
Todos con Blumberg contra Ruckauf, y antes contra Duhalde, y después contra Solá, y así sucesivamente, por haber azuzado la apelación a la mano dura. Demagogos baratos que les rehabilitaron el carnet oficial a las mafias de la policía.

Todos con Blumberg contra la segura incomprensión de que esto va para muy largo, porque ni siquiera en medio de una revolución social podría acabarse rápido con una asociación criminal del tamaño de la Bonaerense.

Todos con Blumberg contra los que no entienden que el primerísimo de los problemas a resolver, y quien escribe está muy lejos de tener la respuesta, no es llenar las cárceles de delincuentes porque las cárceles revientan de gente y hace tiempo.

Todos con Blumberg para entender que lo más espeluznante del jeroglífico es dónde irían a parar miles y miles de mafiosos azulados, con poder de fuego y autonomía, si es que la mejor suposición de acabar con ellos es cierta y una vez que desaten una reacción en cadena.

Ahí están, ésos son. Son las bestias que alimentó el conjunto de esta sociedad, durante años y años, con su indiferencia, con sus impulsos de mesa de café, con sus reclamos de pena de muerte hasta haberla logrado de hecho, con su asqueante displicencia frente a las más de 1500 denuncias de gatillo fácil porque sólo les tocaba a los morochos, con sus apoyos electorales a los verdugos, con su militancia a favor del malo conocido contra el bueno por conocer. Ninguna de estas líneas conlleva la propuesta para la solución de nada, pero sí el convencimiento de que no hay solución posible si no se acierta en el diagnóstico. No es ni por asomo la condición suficiente, pero es a los gritos la condición necesaria.

Así que, todos con Blumberg contra todos los que siguen sin aprender que ésta no es la ley de la selva, porque en la selva hay una lógica de preservación, y aquí se trata de que el pigmeo fascista encarnado en la Doña Rosa de Neustadt avaló el desarrollo de los monstruos de uniforme, en la patética presunción de que la protegerían del peligro que le inventaron, y ahora cae en la cuenta de que vienen por ella. Arrasan con todo.

Ya no son los subversivos y ni siquiera sólo los negritos. Vienen por usted, Doña Rosa. Cuídese porque le puede tocar. ¿Se ha preguntado dónde está su hijo ahora, Doña Rosa? Páseles la factura a Hadad, a Grondona, a Feinmann el comisario, a González Oro, a Sofovich. Y lo del enano fascista quizás convérselo puntualmente con el Baby Echecopar.
Porque ahora las desapariciones y las torturas y los secuestros le pasan a gente como uno, Doña Rosa.

Eduardo Aliverti Editorial en su programa -"Marca de radio"- luego dela primera marcha en el 2004


Excelente tu nota, el enfoque de la ignorancia, aunque haya aparecido por los medios como un "experto", el enfoque de su ser "su" derecha.
Gracias por la información jurídica y por rescatar los valores tan devaluados en esta bendita sociedad.

biosofia dijo...

Pero hombre! Lo podemos solucionar mucho más fácil:
Que la Real Academia Española salga a rectificar que, a partir de las nuevas perspectivas cerebrales de las mayorías que acceden a la educación (no sé ni cómo, ni para que, pero son ingenieros ¿He? I-N-G-E-N-I-E-R-O-S) borran con el codo lo que escriben con la mano, se considera Que Venganza es sinónimo de Justicia y ya no tenemos más nada que discutir.
Total! Nadie usa ni los ojos, ni los óídos, ni el cerebro, frente a ningún discurso.
Tabién podríamos ahogar a los niños recién nacidos potencialemnte peligrosos, vamos, si todos sabemos de donde salen "estos resentidos", o castrar a las mujeres de baja condición social, o dejar a los machos pobres eunucos, ¿Cuánto falta para escuchar alguna de estas pelotudeces en boca de uno de estos fachos?.
Y que no me venga a salir al cruce alguno con la memez de que estoy liberando de culpa al mal nacido que le puso un tiro en la cabeza a un pibe de 20 años, porque no haría más que cumplir con la famosa frase de Groucho Marx.
Pero no nos olvidemos que tanto de un lado como del otro, por plata baila el mono y a ese ritmo están sacudiendo sus huesos bien juntitos los unos y los otros, sea desde una villa o desde un country.