jueves, abril 27, 2006

¿El triunfo de los abogados "descorbatados" ?(Acerca del triunfo del Dr. Jorge Rizzo en el Colegio Público de Abogados de la Capital)

Muchos de los que leen este sitio son abogados.Algunos de ellos tienen participación gremial y han particpado en, y/o votado a distintas listas de las que compitieron en las recientes elecciones del Colegio Público de Abogados, así que los invito, si es que lo desean, a opinar, aportar y disentir, si cabe, con el análisis que se va a hacer a continuación.

En las recientes elecciones del Colegio Público de Abogados ganó la lista "Gente de Derecho", encabezada por el abogado Jorge Gabriel Rizzo, que si bien posee una larga militancia en el gremialismo profesional, ha construído una agrupación, practicamente desde la nada, derrotando a todas las opciones que tradicionalmente se adjudicaban la conducción del organismo que rige la vida profesional de los letrados.

Sorprende en una profesión,tradicionalmente reputada como conservadora, y proclive a otorgar "respetabilidad" a ciertos "apellidos", que por su ilustre prosapia, siempre parecían correr con ventaja en estas lides.

Sin embargo, si se analiza bien se advierte, que en este país la única dirigencia que está en crisis no es la política, y que los "establishment" tienden a ser cuestionados cuando no dan respuesta a un conjunto.

Para entender ésto, analizaremos brevemente dos historias, la del Colegio Público de Abogados, y la de la agrupación triunfante.

Hasta 1985, no existía en la Argentina la colegiación obligatoria. Los intereses profesionales de los abogados solían disputárselos fundamentalmente dos antiguas organizaciones.

Por un lado estaba, (y sigue estando), el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires (no confundir con el Colegio Público de Abogados), de orientación tradicionalmente conservadora. Era el nucleamiento de los abogados que ostentaban un cierto "prestigio" tradicional. Entre los mas conspicuos miembros de este nucleamiento había reconocidos colaboradores de diversas dictaduras militares, o adherentes al Opus Dei.

Por el otro, estaba,(y también sigue estando) la Asociación de Abogados de Orientación mas "progresista", adonde solían nuclearse los abogados afines tanto a las ideas de los partidos populistas, como a las tendencias de izquierda o centro izquerda mas tradicionales.

A partir de 1985 se estableció la colegiación obligatoria. Todo abogado que se matriculase en la Capital Federal, o quisiese litigar en el fuero Federal, debería hacerlo en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, que sería el encargado de defender los intereses profesionales de los letrados,y además ejercería la "policía de la matrícula".

Desde entonces las conducciones que se sucedieron en el Colegio fueron en general conservadoras, y detentadas por algún apellido ilustre de la abogacía.

La excepción fue el ya fallecido Dr, Cichello, que solía ser cuestionado por sus rivales por su supuestamente bajo nivel profesional, pero que en su discurso solía interpelar al abogado común de la calle. Cichello, en una primera aprooximación, podía ser calificado como alguien con rasgos "populistas", aunque en modo alguno de izquierda.

A Cichello lo sucedieron otras conducciones. En general estuvieron encabezadas por algún reconocido profesional, pero en su eclecticismo en muchos casos mezclaban "progresistas" adherentes al FREPASO con gente próxima a las posiciones mas conservadoras de la Iglesia Católica.

Pero en todos los casos fueron percibidas como distantes por el abogado común.

Así es como aparece "Gente de Derecho", un experimento digno de análisis por su avance desde lo virtual hacia lo real hasta convertirse en una alternativa triunfadora. ¿Cómo se fue dando este fenómeno?

Como dijimos antes, Jorge Gabriel Rizzo era un abogado que poseía experiencia en la militancia gremial de los abogados. Tenía otras inquietudes. Ya había conducido un programa radial llamado "Gente de Derecho" Ese mismo nombre lo utilizó para organizar una lista de correo electrónico a parrtir de la cual congregar abogados.

De esa lista de correo se pasó a la realidad de las acciones. Primero protestando contra el aumento de la matrícula, luego enfocando el accionar hacia un tema que no había sido detectado por los otros contendientes pero que preocupaba a la mayoría de los matriculados: La Caja de Jubilaciones llamada CASSABA.

Mas allá del planteo jurídico de inconstitucionalidad de CASSABA, que no es intención discutir en estas líneas, lo cierto es que hay muchas cosas de las que el esttablishment del Colegio de Abogados nunca sió cuenta.

El abogado medio argentino está muy lejos de ser ese personaje rapaz y millonario que supone el imaginario popular.

Por el contrario. Se trata de uun mini autónomo sumamente empobrecido, o, en el mejor de los casos, de un trabajador en relación de dependencia hiper explotado, cuando no alguien que lo hace en forma gratuita esperando que algún día le paguen.

Alguien que no cobra, y al que permanentemente le exigen que pague. Alguien que de las diversas conducciones del Colegio, sólo encontró su accionar como policía de la matrícula , y muy poco de la defensa de su profeesión.

Alguien que se encontró en muchos casos con minorías soberbias que se autotribuyen un nivel superior al resto de los profesionales, y que suelen dar respuestas elitistas a los problemas de la profesión.

Si se siguen los debates internos de la agrupación del Dr. Rizzo, se advertirá que es ideológicamente heterogénea, o carente de ideología en muchos casos. En principio muchas de las agrupaciones que han conducido el Colegio han sido heterogéneas y han juntado en su seno expresiones contradictorias.

No creo que la mayor parte de los abogados no quiera tener una buena jubilación, lo que sucede es que su presente no da para más.

Ahora, al hacerse cargo del Colegio, hay que tener en cuenta no sólo las reivinidicaciones gremiales, sino que también hay que saber del peso, de la influencia del Colegio, y de que por lo tanto, también debe asumir posiciones ante el conjunto de la sociedad.

De todos modos , la creatividad, el esfuerzo, el haber hecho mucho a partir de muy poco merece el premio obtenido.
Alguna vez Rizzo dijo que representaba a los "abogados valija" y a el lo acusaron de desalineado. Tal vez sea la hora de los abogados "descorbatados", tal vez larga sombra del 2001 sea mas larga de lo que se supone.

Así no se comparta mucho de lo que Gente de Derecho ha postulado, valen la pena estaas reflexiones

2 comentarios:

Marcos dijo...

Yo lo conocí el otro dia en el colegio de abogados... es un gurka... un tipo por demasia mal educado... que se maneja de manera bastante soberbia...

Edukadores dijo...

No lo conozco personalmente, lo que pretendía es comentar un fen&meno que sucedió